Corinthians espera superar el cerrojo de un Boca dispuesto a salvar el semestre

El Corinthians brasileño, actual campeón de la Libertadores, espera poder superar mañana el cerrojo con el que teme que el Boca Juniors cerrará la portería en un intento del club argentino por salvar el semestre, en partido decisivo para ambos por octavos de final del torneo continental.

Guía de Regalos

Corinthians espera superar el cerrojo de un Boca dispuesto a salvar el semestre
En la imagen, el jugador de Boca Juniors Juan Manuel Martínez (i) disputa el balón con Ralf (d) de Corinthians en el partido de ida entre estos dos equipos en los octavos de final de la Copa Libertadores. EFE/Archivo

Sao Paulo, 14 may (EFE).- El Corinthians brasileño, actual campeón de la Libertadores, espera poder superar mañana el cerrojo con el que teme que el Boca Juniors cerrará la portería en un intento del club argentino por salvar el semestre, en partido decisivo para ambos por octavos de final del torneo continental.

El vigente campeón de la Libertadores y del Mundial de Clubes de la FIFA, que perdió por 1-0 en su visita al Boca Juniors en La Bombonera en el partido de ida, necesita vencer mañana por más de un gol de diferencia para avanzar a cuartos de final de la competición y mantener su sueño de retener los títulos que conquistó en 2012, los más importantes en toda su historia.

El club ‘xeneize’, por su parte, aspira a al menos un empate en el estadio Pacaembú, de la ciudad de Sao Paulo, para mantenerse con vida en la Libertadores y poder reconciliarse con sus hinchas, ya que vive actualmente su peor temporada en la liga argentina.

Además de la tradicional rivalidad entre argentinos y brasileños, el morbo del partido de mañana lo aumenta el hecho de que Corinthians fue precisamente el verdugo del Boca, el club suramericano con mayor número de títulos internacionales, en la final de la pasada edición de la Libertadores.

El Corinthians llega al compromiso del miércoles acelerado por una campaña que lo clasificó a la final del Campeonato Paulista y por la victoria por 2-1 que cosechó el domingo frente al Santos en el primero de los dos partidos para definir el título regional.

El técnico del club paulista, Tite, podrá contar con prácticamente todos sus titulares, por lo menos con los que han jugado en los últimos partidos, con la excepción del atacante Jorge Henrique, que el propio club sancionó por indisciplina.

Tite, además, cuenta con un refuerzo de lujo debido a que el mundialista Alexandre Pato probablemente comenzará en el banquillo para ser aprovechado en el momento adecuado.

El principal desafío del club paulista será superar la barrera que montará el Boca Juniors en su área, con la mayoría de su nómina jugando en la defensa para defender la victoria alcanzada en el partido de ida.

“Tenemos que tener calma e intentar hacer su primer gol temprano pero mantener el ritmo en todo el partido. De nada sirve querer atropellarlos desde un comienzo y después entregar el partido”, afirmó el volante Paulinho, que hoy fue convocado para la selección brasileña que disputará la Copa Confederaciones.

El Boca Juniors llegó este martes a Sao Paulo con todas sus fichas apostadas en la Libertadores y con la intención de olvidar la serie de doce partidos consecutivos sin conocer la victoria en el Campeonato Argentino.

El técnico del club boquense, Carlos Bianchi, sabe que parte de la paz con la afición depende de que el equipo consiga eliminar en la Libertadores a uno de los favoritos al título.

Por esa razón, Bianchi optó por suplentes y juveniles para sus últimos partidos en Argentina, en los que consiguió un empate 1-1 frente al River Plate y una derrota por goleada ante el San Lorenzo.

La gran esperanza del Boca es el veterano Juan Román Riquelme, que, tras una larga recuperación de una lesión, puede entrar en el lugar de Juan Manuel Martínez para jugar adelantado junto con el delantero Nicolás Bladi para intentar sorprender con contragolpes.

Bianchi reconoció recientemente que a Riquelme aún “le falta fútbol” pero que el equipo necesita de un creativo en Sao Paulo para no limitarse a defenderse en el Pacaembú.

En sus últimos entrenamientos, el Boca ensayó un sistema de juego con Blandi como único hombre en la punta, lo que confirma el temor del Corinthians de que se dedique tan sólo a defenderse.

– Posibles alineaciones:

Corinthians: Cassio; Alessandro, Gil, Paulo André; Fabio Santos, Ralf, Paulinho, Romarinho, Danilo; Emerson y Paolo Guerrero. Entrenador: Tite.

Boca Juniors: Agustín Orión; Leandro Marín, Matías Caruzzo, Guillermo Burdisso, Clemente Rodríguez; Cristian Erbes, Leandro Somoza, Walter Erviti, Juan Sánchez Miño; Juan Román Riquelme (o Juan Manuel Martínez); y Nicolás Blandi. Entrenador: Carlos Bianchi.

Árbitro: el paraguayo Carlos Amarilla auxiliado en las bandas por sus compatriotas Rodney Aquino y Carlos Cáceres.

Estadio: Pacaembú, de la ciudad de Sao Paulo.

Hora: 22.00 local (1.00 GMT del jueves).