La historia y el pedigrí del Benfica se miden al hoy rico y potente Chelsea

La final de la Liga Europa medirá en esta edición a dos clubes antagónicos: el Benfica, equipo histórico que brilló en la Europa de principios de los 60, y que afronta un largo período de sequía continental, y el Chelsea, hoy un conjunto rico y potente cuyos mayores éxitos se remontan a la última década. Rafael Benítez, entrenador del Chelsea inglés, que mañana se enfrentará en Amsterdam al Benfica en la final de la Liga Europa 2012/13, afirmó esta tarde en conferencia de prensa que "haber llegado hasta aquí" demuestra que su equipo lo "ha hecho bien" esta temporada. El entrenador del Benfica, Jorge Jesús, alertó que el Chelsea del español Rafa Benítez es más fuerte ofensivamente que el del italiano Roberto di Matteo, verdugo de los lisboetas en los cuartos de Liga de Campeones del pasado año.
Sigue a El Diario NY en Facebook
La historia y el pedigrí del Benfica se miden al hoy rico y potente Chelsea
El jugador Fernando Torres (c) del Chelsea FC celebra con sus compañeros un gol. EFE/Archivo

Lisboa/Londres, 14 may (EFE).- La final de la Liga Europa medirá en esta edición a dos clubes antagónicos: el Benfica, equipo histórico que brilló en la Europa de principios de los 60, y que afronta un largo período de sequía continental, y el Chelsea, hoy un conjunto rico y potente cuyos mayores éxitos se remontan a la última década.

Redacción deportes, 14 may (EFE).- Rafael Benítez, entrenador del Chelsea inglés, que mañana se enfrentará en Amsterdam al Benfica en la final de la Liga Europa 2012/13, afirmó esta tarde en conferencia de prensa que “haber llegado hasta aquí” demuestra que su equipo lo “ha hecho bien” esta temporada.

Lisboa, 14 may (EFE).- El entrenador del Benfica, Jorge Jesús, alertó que el Chelsea del español Rafa Benítez es más fuerte ofensivamente que el del italiano Roberto di Matteo, verdugo de los lisboetas en los cuartos de Liga de Campeones del pasado año.

De un lado de la balanza, la mayor competitividad de la Premier, un presupuesto cuatro veces superior al de su rival (más de 300 millones de euros) y estrellas a nivel mundial como Terry, Lampard o Torres. Del otro, el factor sorpresa y el buen juego desplegado esta temporada por las “águilas”, sedientas de un título europeo.

El técnico español cree que en la final de mañana “lo principal es tener confianza y creer que puedes hacerlo bien. Pero depende también del otro equipo. “Haber llegado hasta aquí demuestra que lo hemos hecho bien”, señaló.

“Hay diferencias. Hay un entrenador diferente con ideas diferentes sobre el Chelsea. Este año tiene algunos jugadores que le dan otra calidad en términos individuales más fuertes, como Oscar y Hazard”, analizó hoy Jesús en la conferencia de prensa previa a la final de la Liga Europa de Amsterdam.

El Chelsea entrenado por el español Rafa Benítez buscará mañana en Ámsterdam arrebatar al Benfica la Liga Europa y levantar un trofeo continental por segundo año consecutivo.

“Obviamente siempre quieres ganar cuando juegas contra equipos buenos y con mentalidades ofensivas. Porque eres profesional”, añadió.

El técnico luso, de 58 años, refirió que esperan tener la suerte que les faltó en la eliminatoria de ‘Champions’ del pasado año.

Ante los portugueses, los “blues” tendrán la posibilidad de añadir un nuevo título a su palmarés tras una temporada que comenzó con su eliminación de la Champions, de la que hasta la final del día 25 son vigentes campeones.

“No veo un favorito. Jorge Jesús (técnico del Benfica) es un buen entrenador de un equipo que ha tenido una buena temporada y es bueno en Europa. Creo que será una final interesante para todos. Ellos tienen experiencia, y nosotros también”, dijo el español.

“Una final es una final (…) Tenemos todas las capacidades para ser vencedores mañana de esta final”, refirió Jesús cuando fue cuestionado sobre el teórico favoritismo del Chelsea, vigente campeón continental.

Si el club londinense consigue el segundo campeonato europeo de la era del magnate ruso Roman Abramovich, se convertiría en el tercer equipo en la historia que gana la Liga de Campeones y la Liga Europa -antes, Copa de la UEFA- en dos temporadas consecutivas.

Además, Benítez reveló que el centrocampista belga Eden Hazard no podrá jugar por lesión, y “en cuanto a John” (Terry), esperarán a ver “cómo se siente mañana”. “No es la mejor lesión, pero mañana veremos cómo está y tomaremos una decisión”, dijo.

Según el entrenador portugués, llegaron a la final “los dos mejores equipos” de la Liga Europa y desmintió unas supuestas declaraciones que menospreciaban el recorrido del Chelsea: “¿Quién lo dijo? (…) Ningún jugador quitó mérito al Chelsea. Es un equipo excelente que va a acabar tercero en el campeonato inglés”.

El conjunto inglés llega a la capital holandesa en pleno estado de forma y sin conocer la derrota desde hace más de un mes, lo que le ha garantizado casi con seguridad el tercer puesto en la Premier League y la clasificación directa para la próxima Champions.

Ambos jugadores se lesionaron el sábado durante el partido contra el Aston Villa. Hazard, con molestias en la cara anterior de un muslo, y Terry, en un tobillo.

Jorge Jesús deseó también que la final de mañana sirva para recuperar el brillo europeo del coloso portugués, campeón de la Copa de Europa en dos ocasiones (1961 y 1962), finalista otras cinco veces (1963, 65, 68, 88 y 90) y subcampeón de la UEFA en 1983.

Benítez, que ya consiguió una Copa de la UEFA con el Valencia en 2004, confiará mañana en la armada española del Chelsea liderada por Fernando Torres y Juan Mata, determinante en los éxitos “blues” esta temporada.

Tambien estuvo en la rueda de prensa el centrocampista Frank Lampard, quien declaró que “el año pasado es una inspiración” para su equipo.

El “niño”, de 29 años y referente del ataque “blue” tras la marcha el año pasado del marfileño Didier Drogba, lleva cinco tantos anotados en la Liga Europa esta temporada, en la que ha vuelto a encontrarse con el gol tras unos años de irregular rendimiento.

“Si echamos a vista atrás, vemos que no éramos favoritos (en la final de la Liga de Campeones ganada contra el Bayern Múnich). Hemos estado en unas cuantas finales y hemos comprobado que los pequeños detalles marcan la diferencia. El Benfica es un buen equipo, como lo era entonces el Bayern”, dijo.

Su asociación con el exvalencianista Juan Mata, de 25 años, ha resultado de gran provecho para los de Benítez, que ya ha anunciado que no continuará el próximo año en el banquillo de Stamford Bridge.

“Cuando más se acerca la final, más deseas estar en ella. Tan pronto como aterrizamos aquí vimos claramente que esto es una final europea y que queremos ganarla”, añadió Lampard.

El club no ha desvelado de momento sus planes respecto a su capitán, el defensa inglés John Terry, y al centrocampista belga Eden Hazard, que mostraron molestias en el último partido de liga frente al Aston Villa, aunque ambos han sido incluidos en la convocatoria.

El centrocampista del Chelsea afirmó además: “El éxito de nuestra temporada se decidirá mañana. Todos nosotros, tanto los que llevamos mucho tiempo en el equipo como los que llevan menos, queremos ganar para el Chelsea”.

Si los londinenses llegan con la moral alta por sus últimos resultados en Liga, lo contrario le ocurre al Benfica, que perdió el partido y el liderato en favor del Oporto en su duelo del pasado sábado, y que podría así despedirse de un campeonato que ya acariciaba a falta todavía de un único encuentro.

El guardameta checo Peter Czech señaló: “Aunque teníamos unos cuantos objetivos y no los hemos logrado todos, este partido es muy importante para nosotros para hacer historia para el club”.

Los lisboetas, que aspiran al triplete -también han llegado a la final de la Copa de Portugal-, quieren culminar de la mejor forma posible una temporada meritoria y hacer recordar al club glorias pasadas.

“El Benfica de este año es más fuerte que al que ganamos la pasada temporada. Tiene muy buenos jugadores, con mucho talento; son muy rápidos y el equipo está muy compensado”, explicó Czech sobre el equipo lisboeta. “No importa cómo ganes una final mientras la ganes”, concluyó.

El equipo portugués ha sido capaz de exhibir un juego por momentos brillante tras superar la decepción de ser eliminado en la fase de grupos de la Liga de Campeones por el Celtic.

En Liga Europa, Leverkusen, Burdeos, Newcastle y Fenerbahce cayeron frente al poderío del conjunto luso, que llega a una final continental 23 años después de la última vez, cuando sucumbió frente al Milán en Champions.

Los hombres entrenados por Jorge Jesús quieren poner fin a la conocida como “maldición” del húngaro Béla Guttman, técnico del demoledor Benfica que ganó dos Copas de Europa (1961 y 1962) y que auguró a los lisboetas que no volverían a ganar un entorchado continental.

Los “encarnados” tienen ahora la oportunidad de demostrar que se equivocaba. La única baja en su equipo titular frente al Chelsea será la del lateral uruguayo Maxi Pereira, por acumulación de amarillas, puesto que ocupará previsiblemente el canterano André Almeida.

La base del Benfica se sustenta en la seguridad defensiva de la pareja Garay-Luisao, el equilibrio que aporta Matic, la creatividad del argentino Gaitán, la velocidad de su compatriota Salvio y la puntería de una delantera explosiva formada por Lima y Cardozo.

Precisamente el paraguayo ha exhibido su mejor versión en esta Liga Europa, en la que ya acumula seis goles, sólo por detrás del checo de la Lazio Kozak.

A nivel táctico, la única duda es si el entrenador de los lisboetas optará por su esquema habitual este año, un 4-4-2 tradicional con dos delanteros, o si prefiere jugar únicamente con uno e introducir otro mediapunta (4-2-3-1), como ocurrió el pasado fin de semana contra el Oporto.

El duelo de mañana supone igualmente una oportunidad para los portugueses de redimir su derrota del pasado año en cuartos de final de la Liga de Campeones frente a un Chelsea que sufrió para pasar pero que, a la postre, se erigió en campeón.

Alineaciones probables:

Benfica: Artur; André Almeida, Luisao, Garay, Melgarejo; Salvio, Matic, Enzo Pérez, Gaitán; Cardozo y Lima.

Chelsea: Cech; Azpilicueta, Terry, Luiz, Ivanovic; Ramires, Lampard, Hazard, Oscar; Mata y Torres.

Árbitro: Björn Kuipers (HOL)

Estadio: Amsterdam Arena.

Hora: 20.45 CET (18.45 GMT)