Rechazan dar más visas laborales

Votan 14-4 contra enmienda para aumentar la cuota de los trabajadores calificados
Sigue a El Diario NY en Facebook
Rechazan   dar más visas laborales
An unidentifieguard answers questions at the entrance to the U.S. Consulate in Nuevo Laredo, Mexico, Thursday, Jan. 30, 2003. The U.S. government announced Wednesday it has closed its busy consulate in the border city of Nuevo Laredo to investigate possible illegally issued visas. (AP Photo/Eric Gay)
Foto: authors

WASHINGTON, D.C. — El Comité Judicial rechazó, ayer, cambios que hubieran quebrado el delicado acuerdo en el proyecto de ley para una reforma migratoria. Entre ellos, el aumento del número de visas H1-B y nuevos requerimientos para el reclutamiento de trabajadores con estas visas.

El “Grupo de los Ocho” se mantuvo firme. La estrategia fue mucho más evidente que la semana pasada. Los autores de la legislación declararon que ciertas enmiendas, romperían el acuerdo entre la Cámara de Comercio y AFL-CIO, incluido en la propuesta.

Tras cinco horas de audiencia, el comité examinó el capítulo IV, centrado en la visas de no inmigrante como H1-B, L, E, F y J. En total se debatieron 29 enmiendas, 15 de las cuales fueron aprobadas.

El senador Ted Cruz (R-TX) presentó una de las enmiendas más conflictivas, que grupos pro inmigrantes, calificaron como una “píldora venenosa”. Con eso, se refieren a una medida, que tiene el potencial de destruir el acuerdo bipartidista en el proyecto de ley.

La propuesta pretendía aumentar el número de visas H1-B a 325,000 por año. Hasta el momento, el plan incluye 110,000 visas, con la opción de aumentarlas a 180,000. Aprobar la propuesta de Cruz, habría quebrado el acuerdo entre AFL-CIO y la Cámara de Comercio. El sindicato se opone a incrementar el flujo futuro de trabajadores en ese nivel. La enmienda fue derrotada por un voto de 14-4.

De otro lado, Charles Grassley (R-IA) propuso cambios en el proceso de reclutamiento, exigiendo que los empleadores demuestren esfuerzos de buena fe, para contratar a trabajadores estadounidenses.

Miembros del “Grupo de los Ocho” calificaron la enmienda como una propuesta que rompería el acuerdo básico en la legislación y llamaron a sus colegas a rechazarla. “Suena bien, pero crea una solución burocrática”, dijo Charles Schumer (D-NY).

Entre las medidas aprobadas, el senador Orrin Hatch (R-UT) propuso una nueva versión del fondo STEM (ciencia, tecnología, ingeniería o matemáticas). Este se crearía con el dinero obtenido del aumento en los cargos de visas asociadas a estos sectores y se utilizaría para financiar programas educativos.

Hatch puede ser uno de los votos republicanos claves para impulsar la propuesta en la Cámara Alta. Tras bambalinas, el “Grupo de los Ocho” está negociando cambios para H1-B, pero senadores como Richard Durbin (D-IL) han mostrado resistencia. Los sindicatos tampoco han recibido con buenos ojos, este tipo de iniciativas.

Este es un área que potencialmente podría crear problemas en el apoyo al proyecto de ley. Todo depende de cómo se maneje. Fuentes cercanas al “Grupo de los Ocho” insistieron en que “este es el precio del respaldo de Hatch y queremos tenerlo”.

Las protecciones vigentes para trabajadores estadounidenses fueron otra de las áreas más controversiales de la jornada. Jeff Sessions (R-AL) insistió en que no existen suficientes trabajos y una reforma migratoria, bajará los sueldos para los trabajadores locales.

“Estamos hablando de legalizar a 13 millones de personas, debemos preguntarnos qué hará esto a los empleados estadounidenses”, dijo Sessions quien ofreció una propuesta que limitaría el acceso a residencia legal a 1.2 millones por año. Fue rechazada por un voto decisivo, de 17-1.

El comité volverá a reunirse el próximo jueves, para seguir debatiendo el título IV y comenzar el Título III.