Estado de derecho salió fortalecido en Guatemala

Hangzhou,China/EFE — El ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Luis Fernando Carrera Castro, destacó ayer que el juicio por el genocidio del pueblo ixil fortaleció el Estado de derecho en su país.

El caso es “muy complejo”, explicó, pero reconoció que la imagen que se está proyectando de Guatemala, cuyos tribunales acaban de condenar a 80 años de cárcel al general retirado José Efraín Ríos Montt por delitos de genocidio y crímenes de guerra contra este pueblo maya en la década de 1980, es la de un fortalecimiento de la democracia.

Ríos Montt fue juzgado y condenado el pasado 10 de mayo por la matanza de 1,771 indígenas ixiles en el departamento noroccidental de Quiché durante el régimen que presidió entre 1982 y 1983.

“Efectivamente hay que ver al país como un espacio donde se está fortaleciendo el Estado de derecho democrático”, indicó Carrera, aunque precisó que “hay gente también, y eso hay que decirlo, que está pensando que esto no es suficiente, o que está apelando la decisión”.

“Todo eso puede darse, pero lo más importante ahora es que comprendamos que el país está dando saltos de madurez institucional”, subrayó el ministro, quien se encuentra en China para participar en un congreso internacional de la Unesco.

El juicio en sí mismo “demuestra el fortalecimiento del sistema de Justicia” guatemalteco, tras años tratando de que “tenga independencia y pueda tomar decisiones complejas y difíciles”, agregó.

Con todo, “el punto más importante es que la Justicia puede llevarse a cabo para juzgar casos complejos como este, y que aunque todavía puede haber apelaciones en el proceso, finalmente lo más importante ya pasó: que las víctimas relataran su historia, y que los jueces, el sistema de Justicia, les escucharan”, afirmó.