¿Quieres adquirir una casa móvil?

Con lo inestable que es el mercado de bienes raíces, muchas personas han considerado comprar una vivienda móvil. Si ése es tu caso, analiza bien las ventajas y la desventajas de esa inversión.

Algo esencial a tener en cuenta es que este tipo de casa, igual que los automóviles, bajan de valor con el tiempo, todo lo contrario de las viviendas tradicionales. Y mientras más vieja sea la estructura más difícil te será encontrar financiamiento para ella. En realidad, lo más probable es que no lo encuentres. Muchos prestamistas consideran que, sin el terreno, la casa móvil no tiene ningún valor, y se alejan de ellas como de la peste. Si te la dan más barata por que no está en buen estado, calcula todas las reparaciones que tendrás que hacerle.

Tienes que preguntarte si vale la pena gastarte dinero en una propiedad que no acumula valor, y que, en cierta forma, nunca posees enteramente si la tienes asentada en un parque de casas móviles que alquila sus espacios de terreno. Si un día, el dueño del lugar quiere venderlo, puede ordenar que te lleves tu casa a otro sitio… Además muchas casas móviles están construidas de materiales de inferior calidad, y si vives en un área de huracanes o de inundaciones, eso se convierte en un problema grave.

La otra cara de este asunto es que las casas móviles son muy baratas comparadas con las tradicionales, y ofrecen la ventaja de convertirse en dueños de su propio hogar a personas con ingresos muy bajos. Cada vez más personas están comprando casas móviles e instalándolas en terrenos propios, lo cual es una excelente idea que da mucha seguridad al propietario, permite que la casa se deprecie menos. Sin dudas que ése es el camino correcto a tomar si compras una de estas propiedades.