Banquera sentenciada a muerte

BEIJING/AP — Una empresaria en el sur de China fue sentenciada a muerte por cargos de defraudar a inversionistas, en momentos en que el gobierno aumenta los controles sobre el financiamiento informal que es ampliamente usado por nuevos empresarios.

Lin Haiyan fue declarada culpable de “recaudación ilegal de fondos” por recaudar $100 millones de inversionistas a quienes prometió altos intereses y bajo riesgo, de acuerdo con una declaración del Tribunal del Pueblo en Wenzhou, un centro para negocios privados. La corte dijo que el plan financiero se desplomó en octubre del 2011 y que el dinero se perdió irreversiblemente.

El caso pone de manifiesto los abusos potenciales en el financiamiento mayormente informal que sostiene a los nuevos empresarios que generan empleos y riqueza en China, pero que no pueden obtener préstamos de la banca estatal. El gobierno está apretando los controles luego de que la baja económica mundial causase una ola de impagos y protestas de los prestamistas.

Alrededor de la web