Milicianos de Jezbolá mueren en combates

Milicianos de Jezbolá mueren en combates
Rebeldes sirios permanecen en Qusair, cerca a la frontera con Líbano, donde han muerto docenas de militantes de Jezbolá.
Foto: ap

BEIRUT, Líbano/AP — Al menos 28 miembros de élite del grupo extremista libanés Jezbolá murieron en intensos combates callejeros en una ciudad siria cercana a la frontera con Líbano, dijeron ayer activistas, en momentos en que las fuerzas del gobierno sirio avanzaron su ofensiva contra esta estratégica localidad en poder de los rebeldes.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que da seguimiento a la guerra civil del país y tiene su sede en Gran Bretaña, dijo que además de los muertos más de 100 milicianos de Jezbolá han resultado heridos en la lucha en la ciudad de Qusair.

Si se confirma la cifra de bajas, ésta supondría un golpe importante al grupo chií, que tiene apoyo iraní y ha recibido fuertes críticas en Líbano por su participación en la guerra civil de Siria.

Jezbolá, firme aliado del presidente sirio Bashar Assad, ha jugado sus fichas a favor de la supervivencia del régimen de Damasco y se sabe que ha enviado combatientes para ayudar a las fuerzas del gobierno.

El aumento de la participación del grupo libanés en la guerra civil en el país vecino también pone de relieve la naturaleza profundamente sectaria del conflicto en Siria.

La participación cada vez más abierta de Jezbolá en el conflicto en Siria supone casi con seguridad una amenaza para la estabilidad en Líbano, que está dividido en líneas sectarias y entre partidarios y oponentes de Assad.

El Observatorio, que depende de una red de activistas en el terreno en Siria, basó su cifra de bajas del Jezbolá en “fuentes próximas al grupo extremista”, aunque declinó revelar su identidad. Dijo que asimismo al menos 50 rebeldes sirios perdieron la vida el domingo en la batalla de Qusair, incluidos dos comandantes de la oposición.

Alrededor de la web