Sacerdote enfrenta el peso de la ley

Sacerdote enfrenta el peso de la ley
La iglesia se ha visto envuelta en varios escándalos por abusar a menores.
Foto: Thinkstock

HACKENSACK, NUEVA JERSEY — Un sacerdote católico al que le permitieron seguir trabajando en el ministerio, pese a que fue convicto por molestar a un menor, compareció ayer ante un tribunal por desacatar una orden judicial.

Michael Fugee, de 52 años, vestido con el traje naranja de prisionero se presentó ayer a una breve audiencia ante el juez Patrick Roma -en la corte superior del condado Bergen- en donde se le acusó por siete cargos de desobedecer la orden del tribunal de no volver a tener contacto alguno con menores de edad.

A Fugee, que abandonó el tribunal sin pronunciar palabra -debido a que no tenía representante legal- le fue fijada una fianza de $250,000.

Según el fiscal John Molinelli, “entre 2010 a 2012 -por lo menos en siete ocasiones- Fugee no solo asistió a retiros con menores, sino que los confesó en iglesias de Rochelle Park, Paramus, Wickatunk, y Mt. Arlington”.

Rose Lee, feligresa de la iglesia de Nuestra Señora de la Visitación en Paramus -una de las iglesias donde la fiscalía asegura que Fugee confesó a menores- reaccionó indignada ante el hecho de que a este hombre se le haya permitido tener contacto con menores.

“Sencillamente la Arquidiócesis se tendría que haber asegurado que este hombre jamás hubiera permanecido en la iglesia, porque de algún u otro modo, era de esperarse que se las arreglaría para buscar menores” dijo.

Fugee fue encontrado culpable -en 2003- por haber manoseado a un menor de 13 años en la ciudad de Wyckoff. Dicho veredicto fue revertido –en 2006- por un tribunal de apelaciones porque el jurado no había sido instruido apropiadamente.

El sacerdote llegó a un acuerdo con el tribunal (incluyendo a la Arquidiócesis de Newark), de no volver a estar cerca de menores.

Un portavoz de la Arquidiócesis de Newark, indicó que “estamos colaborando con las autoridades”, confirmando además que Fugee presentó a comienzos de mes la renuncia a su sacerdocio.

Sin embargo Mark Crawford, director estatal de la Red de Sobrevivientes de Personas Abusadas por Sacerdotes, responsabilizó al arzobispo de Newark James Myers, por permitir que Fugee continuara en el ministerio.

“Tanto Fugee como el arzobispo Myers han demostrado un total desacato a la autoridad civil y ambos deben rendir cuentas por igual”, sostuvo.

El sacerdote fue asignado a trabajar en 2009 como Capellán del Centro Médico St Michael en Newark. Y el año pasado fue asignado como subdirector de la oficina de Educación Continua y Formación Sacerdotal, un nombramiento que causó críticas al arzobispo John Myers, y en 2010 empezó a trabajar con grupos juveniles de la iglesia St Marys en Colts Neck.

Según la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos, 41% del total de la población de Nueva Jersey (que asciende a 8 millones 800 mil) es católica.

No hubo reacción de la Arquidiócesis de Trenton.