Quinn quiere más transparencia en la Alcaldía

Quinn quiere más transparencia en la Alcaldía
Christine Quinn durante su visita a El Diario/La Prensa ayer.
Foto: EDLPMariela Lombard

Brooklyn — La precandidata demócrata Christine Quinn planea traer más responsabilidad fiscal si se convierte en la primera mujer alcalde y la primera gay en ese puesto. Ella se quejó de la falta de transparencia que existe en varias agencias de la ciudad durante su visita ayer a El Diario/La Prensa.

“El presupuesto del Departamento de Educación (DOE) no es transparente”, dijo Quinn durante la junta editorial con este rotativo, al cuestionársele que cambiaría como alcalde. La actual presidenta del Concejo Municipal se refería a que hay una gran necesidad de que los neoyorquinos sepan cómo las agencias de la Ciudad manejan sus recursos.

“Aunque hay razón para que el Alcalde argumente el por qué es permitido que (el DOE) no sea transparente”, señaló —explicando que la agencia no es considerada como una entidad municipal. “Yo quiero hacer grandes cambios para que los fondos del DOE sean realmente transparentes”, expresó sin más detalles.

Según la funcionaria, monitorear la efectividad del uso del dinero beneficiaría a programas como el de educación bilingüe.

Quinn dijo estar “totalmente opuesta” al plan de la Autoridad de Vivienda de la Ciudad de Nueva York (NYCHA) que busca arrendar espacios no utilizados para remediar su déficit.

“No sabemos cuánto NYCHA tiene o necesita”, afirmó. NYCHA no tiene sus gastos disponibles en Internet, incluyendo los fondos otorgados por la Ciudad, como lo hacen otras agencias municipales, a pesar de que su presidente es nombrado por el Alcalde. “Primero hay que saber cuál es la situación financiera real” e implementar un proceso público, indicó.

“Hasta ahora ese proceso público no ha sucedido”, acotó argumentando que alquilar propiedades en esos complejos empeoraría el problema de desplazamientos que abunda en muchos vecindarios.

Quinn enfatizó la necesidad de medidas para asegurar que se cumplan los compromisos de crear vivienda asequible en la ciudad, lo que —según dijo— podría incluir retirar los subsidios y las ayudas que reciben las compañías de bienes raíces. “En cuanto vean que no pueden salir impunes, estoy segura de que se comportarán de una manera diferente”.

De hecho, la candidata demócrata catalogó como “un error” el proceso de rezonificación de la línea costera del área de Greenpoint y Williamsburg en Brooklyn, aprobado en 2005. Según la promesa inicial realizada entonces por el alcalde Michael Bloomberg con la aprobación del Concejo, se iban a construir 3,500 unidades de vivienda asequible en el área, pero hasta ahora el número de apartamentos construidos no llega ni a la mitad de lo acordado.

La candidata a la Alcaldía también aseguró que tiene intenciones de diversificar su equipo de gobierno si resulta elegida. “El alcalde se beneficiaría de contar con el consejo de las personas que conforman las comunidades reales de la ciudad a la hora de tomar las decisiones políticas”, manifestó.

De igual manera ratificó su intención de mantener a Raymond Kelly como comisionado de la Policía, incluso si la corte determina la inconstitucionalidad de la controversial práctica “Stop and Frisk” que impuso Kelly.

Además dijo que si el comisionado decide no continuar en su puesto, ella contemplaría la posibilidad de nombrar un comisionado latino.