Boricuas se unen por la libertad de Oscar López Rivera

Realizan actos en Puerto Rico para pedir que el independentista, quien lleva encarcelado más de tres décadas en EEUU, sea indultado
Boricuas se unen por la libertad de Oscar López Rivera
La periodista y escritora Mayra Montero durante sus 32 minutos de simbólico encarcelamiento en Puerto Rico.
Foto: INS

San Juan – Los puertorriqueños están mostrando hoy su solidaridad con el independentista Oscar López Rivera, encarcelado en EE.UU. desde hace más de tres décadas por conspiración para derrocar al Gobierno de la isla y para quien piden el indulto.

Figuras de todos los sectores sociales e ideologías están apoyando con actos organizados por toda la isla a López Rivera, encerrándose de forma simbólica en celdas del mismo tamaño de la que está recluido el independentista puertorriqueño, a quien algunos de sus compatriotas consideran un preso político de Washington.

Durante la jornada de 24 horas que comenzó en la madrugada cientos de personas se han introducido en las celdas diseñadas por el pintor local Nick Quijano en un intento de llamar la atención de la comunidad internacional por el caso de López Rivera, que hoy cumple 32 años de cárcel sin haber sido juzgado.

Los actos, que tienen lugar en las cinco principales ciudades de Puerto Rico, están organizados por el grupo “32 por Oscar, cuyo portavoz, Fernando Cabanillas, asegura que Washington imputa a López Rivera por crímenes que a su juicio no son tal.

Cabanillas subrayó que el objetivo es el de enviar el mensaje a las autoridades estadounidenses de que los puertorriqueños están indignados con el trato que se le da a López Rivera.

Washington le acusa de participar a finales de los 70 y comienzos de los 80 en actos de sabotaje en Chicago y Nueva York con el objetivo final de lograr la plena independencia de Puerto Rico.

Las autoridades estadounidenses consideran a López Rivera, arrestado el 29 de mayo de 1981, miembro de las escindidas Fuerzas Armadas de Liberación Nacional (FALN).

Acusado de conspiración sediciosa en el supuesto intento de derrocar al Gobierno estadounidense en Puerto Rico, fue condenado a 55 años de cárcel, a los que se sumaron 15 más por intento de fuga.

Puerto Rico, que se define como Estado Libre Asociado de Estados Unidos, se encuentra en un proceso de reconsideración de su estatus político y Washington pretende organizar el próximo año un referéndum sobre el asunto.