Inglaterra e Irlanda dividen en Wembley

Londres/EFE — Casi dos décadas después de su último encuentro, Inglaterra y la República de Irlanda se volvieron a enfrentar ayer sobre el césped de Wembley (Londres), en un amistoso que terminó en tablas (1-1) con goles de Shane Long para los visitantes y de Frank Lampard para los locales.

Los ingleses tuvieron que conformarse con el empate tras una segunda parte en la que desaprovecharon numerosas ocasiones para ponerse por delante en el marcador.

Las dos selecciones se habían enfrentado por última vez en 1995, cuando unos graves altercados en el estadio de Lansdowne Road de Dublín durante la primera parte del encuentro obligaron a suspender el partido.

En aquella ocasión hubo 20 heridos y 26 detenidos entre los más de 4,000 ‘hooligans’ ingleses que habían viajado a Dublín.

Después de 18 años de aquel episodio, las gradas de Wembley, que no se llenaron, presentaban un aspecto pacífico para ver un duelo en el que tanto Roy Hodgson como Giovanni Trapattoni sacaron al césped a sus mejores futbolistas.

El delantero del Manchester United Wayne Rooney lideraba el ataque inglés, flanqueado por el ‘Red’ Daniel Sturridge, que tuvo que ser retirado el campo a la media hora por una lesión.