Latinos de Stuyvesant perderan servicio postal

Sigue a El Diario NY en Facebook
Latinos de Stuyvesant perderan servicio postal
La oficina postal del vecindario de Stuyvesant Town está situada en el Este de la calle 14 y la Primera Avenida.
Foto: EDLPFotos: Zaira Cortés

Nueva York — Residentes latinos del vecindario de Stuyvesant Town se oponen a los planes de relocalización de la oficina postal Peter Stuyvesant. El Servicio Postal (USPS) tiene previsto cerrarla en febrero del próximo año y limitar sus servicios en su nueva sede.

Los residentes cuestionaron el plan y unieron sus voces en rechazo a la posible restricción de servicios.

“Mensualmente recibo cajas de suplementos médicos y a mi edad sería agotador viajar en autobús para buscar mi correspondencia en una oficina lejana”, comentó Doraluz Coto, de 61 años. “No entiendo por qué cerrar una oficina que siempre está ocupada, el servicio realmente se necesita”.

Samuel Cajamarca, de 71 años, apuntó que sus hijos, quienes radican en Illinois, regularmente envían paquetes grandes.

“Por más cerca que planeen ubicar el servicio, de todos modos tengo que usar el transporte público o un taxi”, dijo el residente de la Avenida A.

Ante el descontento de los residentes, la concejal Rosie Méndez envío en días recientes a USPS una carta solicitando una nueva audiencia pública.

“Aún no hemos recibido una respuesta”, indicó Vanessa Díaz, vocera de la funcionaria. “Preocupa que ancianos dejen de tener acceso a servicios de correspondencia indispensables”.

Vanessa Díaz, portavoz de la concejal Rosie Méndez, comentó que pese a un intenso esfuerzo comunitario por evitar el cierre y la reubicación de la oficina postal Peter Stuyvesant, situada en el Este de la calle 14 y la Primera Avenida, el USPS podría no ceder a las peticiones de los residentes.

Connie Chirichello, vocera de USPS, explicó que para aminorar la molestia de los usuarios la nueva oficina se ubicaría a una decima parte de milla –una cuadra- del domicilio actual. Indicó que la agencia busca una oficina más pequeña, de unos 5,000 pies cuadrados.

La portavoz apuntó que no se logró un acuerdo de renovación de alquiler con el propietario del edificio, de unos 56, 900 pies cuadrados. El contrato venció en febrero pasado, pero se obtuvo una prórroga hasta febrero de 2014.

El plan es parte de un intento desesperado de USPS para resolver una apabullante pérdida neta de $ 15.9 mil millones el año pasado. Otras oficinas postales de la ciudad enfrentan la misma suerte, entre ellas la emblemática Oficina General de Correos de El Bronx, que ofrece servicios desde 1935.

Aunque la cercanía resulta conveniente para los ancianos de asilos locales, impera la preocupación por la posible pérdida de servicios.

En una audiencia pública en abril pasado, el experto en ejecución de instalaciones de USPS, Joseph J. Mulvey, explicó a un centenar de residentes de Lower East Side que el plan implicaría que la nueva localidad sólo ofrezca la venta de estampillas y buzones o “P.O. Boxes”. Los trabajadores postales y camiones de reparto serían transferidos a la estación de Madison Square, en la calle 23 y la Tercera Avenida.

El servicio de paquetería grande operaría en la estación de la calle 54 y la Tercera Avenida, a unos 20 minutos del vecindario en transporte público.

Chirichello insistió que no habrá modificaciones ma yores en el servicio al código postal 10009 y recalcó que el déficit que enfrenta el USPS obliga a la agencia a tomar medidas drásticas, como el alquiler de oficinas más pequeñas para reducir los gastos de operación y mantenimiento.