Senado listo para aprobarla

Senado listo para aprobarla
El senador Chuck Schumer adelantó que se votará a favor de la reforma.
Foto: AP

WASHINGTON —El Senado estadounidense aprobará por mayoría abrumadora el proyecto de reforma migratoria para el 4 de julio, pronosticó ayer el demócrata Chuck Schumer, un legislador que ayudó a negociar la iniciativa de ley bipartidista, mientras los republicanos advirtieron que redactarán su propia versión, una parte a la vez.

Schumer prevé un máximo de 70 votos a favor en la cámara alta, que tiene 100 senadores. El proyecto de ley será enviado al pleno del Senado el 10 de junio.

Sin embargo, incluso si el Senado la aprueba, la propuesta enfrenta pocas perspectivas en la Cámara de Representantes, de mayoría republicana. Los representantes están redactando su propio proyecto, enfoque poco sistemático, que podría bloquear el camino hacia la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes que residen en el país sin autorización legal.

“Estamos avanzando porque creemos, de una forma bipartidista, que esto es vital para Estados Unidos, y vamos a tener un buen proyecto de ley”, expresó Schumer, comprometiéndose a permitir que sus colegas modifiquen el proyecto de legislación.

No tan rápido, advirtieron los representantes.

“Ese proyecto de ley del Senado no se va a mover en la Cámara (de Representantes)”, mencionó la republicana Ileana Ros-Lehtinen, representante por Florida.

Durante meses, cuatro senadores demócratas se reunieron con cuatro colegas republicanos a puertas cerradas y desarrollaron una propuesta que busca que se promulguen nuevos controles fronterizos y mecanismos de aplicación de las leyes en los lugares de trabajo.

El proyecto también contempla permitir que decenas de miles de trabajadores ingresen legalmente al país para ocupar trabajos tanto de baja como de alta cualificación y crear un camino de 13 años hacia la ciudadanía para quienes ya viven en Estados Unidos sin autorización legal. El proyecto fue aprobado el mes pasado por la Comisión Judicial del Senado por 13 votos a favor y cinco en contra. Tres republicanos se unieron a la mayoría demócrata.

Schumer insistió en que la coalición bipartidista de legisladores que analiza la iniciativa sigue avanzando pese a las objeciones presentadas por los representantes republicanos.