Ancianos con nuevo centro en Brooklyn

Ancianos con nuevo centro en Brooklyn
Cándida Delgado, de 83 años, una de las ancianas que reciben servicios del Centro de Personas Mayores Raices.
Foto: EDLPFotos: José Acosta

NUEVA YORK —El día en que la tormenta Sandy azotó Nueva York, la abuela Cándida Delgado, de 83 años, contempló con horror desde la ventana de su apartamento cómo las aguas del mar entraban a su comunidad y destruían el centro de personas mayores que le daba servicio a ella y a otros 125 ancianos.

“Me puse muy triste, sin el centro, ya los viejitos no tendremos adonde ir para pasar aunque sea un par de horas”, dijo Delgado, quien tiene siete hijos y nueve nietos y desde hace 25 años vive sola en los proyectos de vivienda de NYCHA, en el barrio de Red Hook, en Brooklyn.

El Centro de Personas Mayores RAICES, localizado en el 6 de la calle Wolcott, fue totalmente destruido por Sandy, con más de cinco pies de agua de mar y del sistema de alcantarillado que dañaron todo el mobiliario, el inventario, equipos y computadoras. Desde noviembre de 2012, Delgado y sus compañeros del centro cuentan con un espacio temporal, que NYCHA le prestó a RAICES, en el Miccio Center, localizado a unas cuadras del antiguo centro.

La buena noticia le llegó a Delgado y a sus compañeros del Centro de Personas Mayores RAICES del barrio de Red Hook esta semana. Los ancianos tendrán un nuevo centro con todos los programas que recibían, según anunciaron la congresista Nydia Velázquez, la concejal Sara González, y el presidente de NYCHA, John B. Rhea.

La relocalización del RAICES Red Hook Senior Citizens Program se hará en el 120 West de la calle 9, no muy lejos del antiguo centro.

Luis Camacho, de 78 años, y Luis Vega, de 76, recibieron la noticia con alegría, “porque en el Miccio Center estamos como arrimados”.

“En RAICES nosotros teníamos la sala de juego todo el día, pero ahora, cuando vienen los niños del programa para después de la escuela del Miccio, tenemos que irnos a otro salón”, dijo Camacho, quien lleva 10 años recibiendo servicios de RAICES.

Delgado añora del antiguo centro los bailes, las fiestas de cumpleaños, los paseos por el parque y sobre todo la unión y amistad que había entre los viejitos.

RAICES provee desde hace 21 años una variedad de beneficios a las personas mayores en los condados de Brooklyn y Queens, incluyendo desayuno y almuerzo diarios, ejercicios y programas de salud, asistencia con el llenado de la solicitud de los beneficios a que tienen derecho los ancianos, como Medicaid y Medicare.

“Ellos llevan récords de la medicina que tomamos y están pendientes de nuestra salud”, dijo Luis Vega, quien lleva cuatro años en el centro.

La congresista Velázquez dijo que RAICES “provee servicios invaluables a los ancianos de Red Hook, y luego de Sandy, con el nuevo local nos vamos a asegurar que estos programas continúen creciendo y prosperando”.

Por su lado, la concejal González dijo que fue testigo del trauma que experimentaron los ancianos de Red Hook cuando perdieron su segundo hogar con el paso de Sandy, y por ello designó $1.8 millones en fondos para la renovación del nuevo local del centro, “porque creo que los ancianos son el verdadero tesoro de nuestra comunidad”.

José Ortiz, fundador y director ejecutivo de RAICES, dijo que designar un nuevo local para sus programas, “nos permitirá crecer dentro de la comunidad”.

La fecha en que los ancianos serán trasladados al nuevo centro será determinada por la División de Proyectos de Capital de NYCHA.