Aplicación que promete comunicarse con gatos.

Un desarrollador chino revela una aplicación que supuestamente traduce los movimientos y sonidos de los felinos para que los humanos entiendan su lenguaje.
Aplicación que promete comunicarse con gatos.
La aplicación pretende 'comunicar' al gato con los usuarios
Foto: AP

La preocupación de muchos humanos por comunicarse con otras especies es legendaria. Sin embargo, la tecnología parece estar ahora del lado de los dueños de gatos.

Aunque los amantes de los felinos la tienen un poco más difícil que aquellos que se hacen acompañar por perros, debido a su distintivo carácter huraño y comportamiento independiente de los gatos caseros, que no es precisamente lo más sencillo de interpretar al momento de interactuar con ellos, no quiere decir que los mininos no intenten comunicarse con sus compañeros humanos.

Las obvias diferencias de códigos de lenguaje suponen una barrera que dificulta el acceso a este intercambio. Sin embargo, para estos casos, la aplicación Māo promete, si no hacer posible, al menos facilitar la comunicación entre el Felis silvestris catus y el Homo sapiens, publicó el sitio unocero.

Māo pretende ser un enlace entre el lenguaje corporal del gato y los 16 patrones vocales diferentes que se le asignan frecuentemente a los felinos.

De acuerdo con sus creadores, la aplicación distingue entre el comportamiento de mininos adultos y cachorros y con el tiempo puede aprender a reconocer partes de la personalidad única de cada gato, así como las características sonoras calibrando los datos a comportamientos básicos, así como a patrones de los sonidos.

“Cada parte del cuerpo del gato, de la boca a la cola, habla por sí mismo de cómo se sienten. Desafortunadamente no parece haber quien pueda leer este lenguaje corporal”, dice el sitio de Māo.

La app primero graba el comportamiento del gato por medio de una captura de video en tiempo real de la cámara y micrófono del smartphone en donde se encuentre instalado. Luego la grabación es analizada por un algoritmo desarrollado especialmente para usar métodos de filtrado y un marco de referencia probabilístico en cada cuadro del cuerpo del gato que generar un modelo tridimensional.

Después, el movimiento capturado y la información sonora del animal es preprocesado con una biblioteca de muestras de comportamientos pregrabados. Este archivo digital contiene más de mil expresiones que se basan en el estudio de unos 30 mil gatos, elaboradas por investigadores chinos líderes en psicología, comportamiento animal y veterinarios.

Finalmente, cuando la app encuentra una comparación exitosa entre la biblioteca y los datos de la mascota, se despliegan las explicaciones de manera textual de lo que el gato quiere comunicar.

Lo verdaderamente interesante de esta aplicación es que está basada en el aprendizaje mecánico. No obstante, su eficacia aún no ha sido comprobada, dado que aún no ha sido lanzada al mercado. De momento, ya despierta expectativas entre los propietarios de felinos domésticos.