Eva Longoria reconoce ser adicta al trabajo

La actriz adora sus retos profesionales y asegura que aunque no descansa demasiado, no lo cambiaría por nada del mundo
Eva Longoria reconoce ser adicta al trabajo
Longoria combina ahora la producción de 'Devious Maids', con su participación estelar en una comedia de animación llamada 'Mother Up'.
Foto: AP

Aunque a veces desearía poder dedicar más horas a la placentera actividad de conciliar el sueño, la estrella televisiva reconoce que le encanta dividir todo su tiempo entre los numerosos proyectos en los que está inmersa, ya sean de naturaleza académica, política o relacionados con su carrera interpretativa. A pocos días de culminar sus estudios universitarios y de desplegar toda su elegancia en un acto benéfico que ella misma patrocinó en París, la intérprete combina ahora la producción de una nueva serie dirigida al público latino, ‘Devious Maids’, con su participación estelar en una comedia de animación llamada ‘Mother Up’. Esta sucesión de nuevos retos profesionales, lejos de agobiarla, no para de alimentar a la texana con el optimismo y el entusiasmo que necesita, por lo que ella misma asegura estar “encantada” con una vida plagada de interesantes desafíos.

“Me encanta que mi vida esté siempre llena de oportunidades laborales, ya que disfruto mucho trabajando y no podría soportar estar un día sin hacer nada productivo. Reconozco que soy toda una adicta al trabajo y, de hecho, admito que no podría ser más feliz de este modo. El único problema que me genera esta actividad tan frenética es que casi no tengo tiempo para dormir. Aprovecho mis viajes en avión para echarme una pequeña siesta, pero tampoco es que me ayude demasiado a descansar”, bromeó la extrovertida estrella a la emisora de radio estadounidense 680 News.

A pesar de que a su día a día no le sobran minutos, la diva televisiva admite que en su mente siempre hay tiempo para recordar las buenas experiencias que vivió durante sus ocho años en ‘Mujeres Desesperadas’, la serie que la catapultó a la fama internacional y que, además, le dio la oportunidad de conocer a quienes son ahora sus grandes confidentes: sus excompañeras de reparto Marcia Cross y Felicity Huffman. Aunque admite que le gustaría ver a sus dos amigas con más frecuencia, Eva se muestra orgullosa de la forma en que las tres mantienen intacta su relación a pesar de la distancia.

“Las echo mucho de menos, la verdad, pero tenemos una relación tan fuerte y duradera que me hace pensar que seremos grandes amigas para siempre. Extraño la serie, todo el equipo de la grabación y el mismo hecho de haber formado una familia profesional durante ocho años. No hay día en que no haga memoria y sonría al recordar alguna de las muchas experiencias que vivimos, pero con las chicas he logrado mantener el contacto y, aunque ya no nos vemos tanto como quisiéramos, nos mantenemos unidas a través de todos los medios posibles”, se sinceró la actriz en la misma cadena de radio.

Además de cultivar con entusiasmo las amistades que ha forjado en su ámbito laboral, Eva demuestra con bastante frecuencia que la gran sintonía que mantiene con la diseñadora Victoria Beckham también parece responder a un fuerte vínculo fraternal. A pesar de que las dos amigas ya no se dejan ver tan a menudo por las calles de Los Ángeles, la estadounidense ha querido enternecer el corazón de su amiga con una reciente y emotiva felicitación publicada en su perfil de Twitter.

“Desde aquí, quiero felicitar a mi gran amiga Victoria Beckham por haber sido nombrada mujer del año en los premios de la revista Glamour. ¡Te lo mereces!”, tuiteó.