Saldo rojo para bibliotecas de Queens

Saldo rojo para bibliotecas de Queens
El alcalde Michael Bloomberg propone $106,300,000 en recortes al sistema de bibliotecas de la Ciudad.
Foto: EDLPFotos:Humberto Arellano

Nueva York — Latinos temen perder acceso a tecnología y servicios de búsqueda de empleo de implementarse los recortes al propuesto del Sistema de Bibliotecas Públicas de Nueva York (NYPL).

“Las bibliotecas son una fuente de educación gratuita indispensable para adultos de minorías”, enfatizó Zoila Bofill, vocera del sistema de bibliotecas de Queens. “Una alta demanda de búsqueda de empleo, ayuda con la hoja de vida y acceso a internet reflejan las necesidades de la comunidad”

El alcalde Michael Bloomberg propone $106, 300, 000 en recortes al financiamiento al sistema de bibliotecas de la ciudad y una disminución del 35% en el presupuesto aprobado para 2013. Según documentos del Concejo Municipal emitidos en marzo, la red de Manhattan, El Bronx y Staten Island enfrenta a un déficit de $47 millones. Los sistemas de Queens y Brooklyn encaran una pérdida de $30 millones cada uno.

Queens enfrentaría un recorte presupuestario de $29, 6 millones para el año que comienza el 1 de julio, sería el corte de mayor presupuesto en la historia del sistema, incluyendo el posible cierre de 36 bibliotecas, destacó Zoila Bofill.

“Con 43 bibliotecas de Queens ya cerradas los fines de semana, una reducción en el financiamiento acabaría con el servicio de biblioteca tal como lo conocemos”, advirtió Edwin O’Keefe, miembro de la Junta Comunal 3. “Residentes no tienen que pagar a una agencia de empleo cuando su biblioteca puede ayudarles en su búsqueda de trabajo”.

El colombiano Zeferino Palacios, de 41 años, es uno de los usuarios que teme perder su acceso a la tecnología y la posibilidad de encontrar un empleo con la asesoría del personal de la biblioteca de Jackson Heights.

“No tengo una computadora en casa para redactar mi hoja de vida, no tendré oportunidades laborales si me limitan el uso del internet, necesito las clases de computación”, apuntó.

Martha Díaz, de 37 años, indicó que el año pasado su hermana consiguió un trabajo como cajera, cuando el personal la asistió para responder a una vacante publicada en internet.

“Para tener un mejor trabajo necesito hablar inglés, me opongo a una reducción en los horarios de la biblioteca, los clases son muy necesarias para mí”.

Cerca del 70% de las bibliotecas en la ciudad tiene un servicio de seis días a la semana, según NYPL. En 2002 los horarios se redujeron a cinco días a raíz de los recortes presupuestarios, pero fueron restaurados en 2007 con $ 43 millones en fondos adicionales.

El concejal por el Distrito 25, Daniel Dromm, se sumó al esfuerzo comunitario para salvar las bibliotecas de Queens.

“Es inaceptable que los residentes más vulnerables pierdan servicios gratuitos necesarios”.

Pérdida de trabajos

John Hyslop, presidente del sindicato Local 1321, enfatizó que los recortes presupuestarios eliminarían 428 puestos de trabajo en las bibliotecas de Queens. Se estima un despido de 646 empleados, 240 en Manhattan, 220 en El Bronx, 50 en Staten Island y 130 en bibliotecas de investigación.

“La propuesta del alcalde añade más enojo y ansiedad a un personal ya desmoralizado”, enfatizó Hyslop. “En los últimos años los trabajadores están atrapados entre posibles recortes presupuestarios, amenazas de despido y recursos extremadamente limitados”.