Poderosas tormentas amenazan gran parte de EEUU

Meteorólogos alertan de un gigantesco sistema que podría generar tornados y causar apagones y afectar a uno de cada cinco estadounidenses

El gigantesto sistema de tormentas podría generar tornados y causar apagones.
El gigantesto sistema de tormentas podría generar tornados y causar apagones.
Foto: AP

Washington — Una línea gigantesca de poderosas tormentas podría afectar a uno de cada cinco estadounidenses este miércoles mientras retumba de Iowa a Maryland provocando granizo, relámpagos y ráfagas de viento que podrían derribar árboles.

Los meteorólogos están alertando que la continua línea de tormentas pueda generar incluso un inusual evento climático llamado “derecho”, que es una tormenta masiva con fuertes vientos en línea recta de por lo menos 386 kilómetros (240 millas). También es probable que las tormentas de este miércoles generen tornados y causen apagones que serán seguidos por calor agobiante, dijo Bill Bunting, jefe de operaciones en el Centro de Predicción de Tormentas del Servicio Meteorológico Nacional en Norman, Oklahoma.

El riesgo de clima severo en Chicago, Indianápolis, Cincinnati y Columbus, Ohio, es 45 veces más alto que en un día normal de junio, dijo Bunting. Detroit, Baltimore, Washington, Milwaukee, Pittsburgh y Louisville, Kentucky, tienen 15 veces mayor riesgo al normal. Con esto dicho, el servicio meteorológico del área considera estar bajo riesgo agudo de clima peligroso que incluye a 64 millones de personas en 10 estados.

“Es una amenaza muy importante”, indicó Bunting, quien también alertó que las tormentas producirán enormes granizos y peligrosos relámpagos. “No queremos asustar a la gente, pero queremos que estén alerta”.

Este miércoles “podría ser el peor estallido climático para esta parte del país en el año”, dijo Jeff Masters, director de meteorología en Weather Underground.

Podría haber tornados y un derecho al mismo tiempo, pero lo más probable es que el miércoles ocurran vientos en línea recta en cualquier lugar.

El año pasado, un derecho causó al menos $1,000 millones en daños de Chicago a Washington y dejó 13 personas muertas y más de 4 millones de usuarios sin energía eléctrica, según el servicio del clima.