Obama está más enérgico con Siria

El presdiente de EEUU se reunirá con los miembros del G8 mañana
Obama está más enérgico con Siria
El presidente de EEUU, Barack Obama, cuando se reunía con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, en anterior cumbre del G20.
Foto: AP

WASHINGTON, D. C.— Tras meses de cautela, el presidente Barack Obama asumió de repente una postura más enérgica hacia Siria que los demás gobernantes del G8 con los que se reunirá el lunes, ahora que ha autorizado el envío de armas y municiones a los rebeldes que atraviesan dificultades.

Obama tiene previsto alentar a Gran Bretaña y Francia a que adopten medidas similares cuando comiencen las conversaciones en Irlanda del Norte entre el grupo de las ocho principales potencias industriales.

Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia también exhortarán al presidente ruso Vladimir Putin a que retire su apoyo político y militar al presidente sirio Bashar al Assad, quien se ha mantenido en el poder a pesar de que la lucha para derrocarlo se ha prolongado más de dos años.

“Está en el interés de Rusia sumarse a nosotros en apremiar a Bashar al Assad a que se avenga a la mesa de las negociaciones con el propósito de que deje el poder y su posición en Siria”, dijo Ben Rhodes, asesor adjunto de seguridad nacional de Obama. “No vemos ningún escenario en el que Assad tenga restaurada su legitimidad para dirigir al país”, apuntó.

Obama y Putin tienen previsto sostener conversaciones separadas al margen de la cumbre, en lo que será la primera reunión personal entre ambos desde la reelección en noviembre del mandatario estadounidense.

La analista sobre asuntos de Rusia y profesora de la Universidad de Georgetown Angela Stent dijo que Putin posiblemente intentará establecer una diferencia frente a Obama en el tema de Siria al presentarse como un “garante de la soberanía absoluta de los estados”.

“Esta postura quizá no tenga ningún efecto en el G8, pero es atractiva para el resto del mundo”, señaló Stent.

Otros temas para la cumbre de dos días que tendrá lugar en el centro de golf en Lough Erne incluyen la economía global, la propuesta de un acuerdo comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, y la lucha contra el terrorismo.

Obama hará su primera escala en Belfast, donde hablará ante jóvenes sobre el mantenimiento de la paz de Irlanda del Norte con sus vecinos irlandeses.

El presidente concluirá su gira europea con una visita a Alemania, donde se reunirá con la canciller Angela Merkel y pronunciará un discurso en la puerta de Brandenburgo.

Podrían dominar la reunión las interrogantes sobre la reacción internacional ante la guerra civil en Siria.

Durante meses, Obama se había resistido a los exhortos, tanto internos como de los aliados globales, a favor de una mayor participación de Estados Unidos; había dicho reiteradamente que si el régimen sirio utilizaba armas químicas cruzaría la “línea roja” y él cambiaría su postura.

La Casa Blanca dijo el jueves que tiene pruebas concluyentes de que el Gobierno de Assad ha utilizado armas químicas.

En reacción, funcionarios estadounidenses dijeron que Obama había autorizado por primera vez el envío de asistencia letal a las fuerzas rebeldes en Siria. Se desconoce aún el tipo exacto de armamento y la rapidez con la que llegará a la oposición.