Nigeria se da festín ante Tahití

Nigeria  se da festín ante Tahití
El jugador de Tahití Jonathan Tehau (d) celebra con su compañero Heimano Bourebare el único gol anotado ante Nigeria.
Foto: efe

BELO HORIZONTE, Brasil — El desfase horario y un viaje por medio mundo no evitaron una goleada de Nigeria a Tahití en la Copa Confederaciones.

Los monarcas africanos, que llegaron a Brasil procedentes de Namibia apenas en la víspera de su debut en el torneo de la FIFA, arrollaron 6-1 a los campeones de Oceanía para completar la primera vuelta de partidos del Grupo B.

Nnamdi Oduamadi hizo un triplete (10, 26, 76 minutos), Uwa Echiejile marcó dos veces (5, 80) y Jonathan Tehau (69), en contra, anotaron por los nigerianos, líderes del sector por mejor diferencia de goles que España, que debutó el domingo con un triunfo 2-1 sobre Uruguay.

Tehau hizo el gol de Tahití con un cabezazo, la primera anotación de la pequeña isla del Pacífico sur en un torneo de esta envergadura. El equipo polinésico festejó como si se tratar de la final de un Mundial, con todos sus jugadores imitando la acción de remar una balsa.

Más allá de ese momento de felicidad, el partido fue una pesadilla para Tahití, una selección de jugadores obreros, camioneros y maestros que tiene sólo un jugador profesional, el delantero Marama Vahirua del Panthrakikos de Grecia.

Nigeria enfrenta el jueves a Uruguay en Salvador, en un partido que puede sellar el futuro de los sudamericanos: una victoria los mantiene con vida, y con la certeza de que cierran la fase de grupos ante Tahití. España juega con los tahitianos el mismo día en Río de Janeiro.

Los nigerianos retrasaron hasta último minuto su llegada a Brasil por una disputa con su federación nacional por el pago de bonificaciones a los jugadores. Las Super Aguilas finalmente arribaron el domingo por la tarde, luego de salir desde Namibia y abordar tres vuelos.

ORGULLOSOS PESE A LA GOLEADA

Los jugadores tahitianos se dijeron orgullosos del nivel que alcanzó su fútbol pese a la goleada por 1-6 que encajaron ante Nigeria por la Copa Confederaciones y que los dejó en el último lugar del Grupo B del torneo.

“Estamos orgullosos. Conseguimos mejorar mucho el nivel. Somos aficionados y no esperábamos poder disputar tan bien un partido como este”, aseguró el atacante Marama Vahirua tras el compromiso en el estadio Mineirao de la ciudad brasileña de Belo Horizonte.

Vahirua aclaró que, con excepción suya, que juega en el Panthrakikos griego, los demás integrantes de la selección de Tahití son aficionados y no consideran el fútbol como su principal ocupación.

Agregó que, pese a esa supuesta debilidad, Tahití consiguió anotarle un gol a Nigeria, considerado histórico por ser el primer de los tahitianos en un torneo fuera de Oceanía, y durante algunos minutos jugó parejo a los africanos.

“Estamos orgullosos en primer lugar por estar disputando la Copa Confederaciones, en segundo por el nivel que alcanzamos y en tercero por el apoyo que recibimos del público”, aseguró el atacante al referirse al ruidoso y masivo respaldo de los aficionados brasileños durante todo el partido.

“Quería agradecerle al público porque su apoyo nos llegó al corazón. Gracias a ese respaldo disputamos un verdadero partido con un nivel que ya no es el de aficionados”, afirmó.

“El apoyo del público ya fue una victoria para nosotros”, agregó.

Servicios combinados