Demanda contra vigilancia policial

Demanda contra vigilancia policial
Decenas de musulmanes protestaron frente al Cuartel General de la Policía en Nueva York contra la vigilancia dirigida a esa comunidad.
Foto: EDLPHUMBERTO ARELLANO

Nueva York — Un grupo defensor de los derechos civiles demandó al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) y exigió que detenga el programa de vigilancia a la comunidad musulmana, además que deseche toda evidencia recogida durante dicho proceso, que realiza desde hace más de una década.

“Es una injusticia que la Policía nos esté discriminando a causa de nuestra religión”, expresó Hamza Girón, de 23 años y de padres salvadoreños, que desde hace cuatro se convirtió al Islam.

El joven relató que mientras fue estudiante de la Universidad St. John —uno de los recintos vigilados por la Policía— lo único que hacía con sus compañeros era estudiar. “Es sencillamente ridículo ser perseguidos por ser musulmanes y más aún cuando no hay una evidencia real”.

En la demanda, se sostiene que desde 2002, el NYPD —a través de su División de Inteligencia— implementó el Programa de Vigilancia Musulmana, por el que habitualmente se ha dedicado a infiltrar informantes, en enclaves con alta población musulmana y sitios de reunión, como restaurantes, bibliotecas y mezquitas. Además de grabar conversaciones y vigilar charlas por la red cibernética.

En la querella —presentada en la Corte Federal del Distrito Este de Nueva York— la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) sostiene que la Policía “sistemáticamente está violando los derechos civiles de los musulmanes, implementando un perfil religioso inconstitucional”.

“El programa de vigilancia me ha impedido cumplir con mi deber como un Imam”, dijo Hamid Hassan Raza, que dirige una mezquita en Brooklyn.

El Subcomisionado de Policía, Paul Browne, defendió la posición del NYPD recordando que sigue las directrices federales. “La Policía está autorizada a visitar cualquier lugar y asistir a cualquier evento abierto al público, así como conducir la búsqueda de cualquier actividad en las redes cibernéticas bajo los mismos términos… como un miembro del público”. Subrayó que las críticas “no van a disuadir a la Policía, con pleno respeto de la Constitución y la protección del público de aquellos que intenten asesinar a más neoyorquinos”.