Arquidiócesis de Miami dice desconocer caso de cura pederasta

Ese organismo negó que un sacerdote encargado de un colegio católico supiera de los abusos sexuales que sufrió, entre 2006 y 2010, un niño por parte de un profesor de música
Arquidiócesis de Miami dice desconocer caso de cura pederasta
El acusado se encuentra en prisión cumpliendo una pena de 23 años por abusar de varios niños a los que daba clases de música a domicilio.
Foto: Archivo

Miami (EEUU) – La Arquidiócesis de Miami negó hoy que un sacerdote encargado de un colegio católico tuviera conocimiento de los abusos sexuales que sufrió entre 2006 y 2010 un niño por parte de un profesor de música en ese centro escolar.

“Bajo juramento, el padre George Puthusseril, antiguo sacerdote de la iglesia de St. Andrew, ha testificado que no tuvo conocimiento de algún abuso sexual por parte del exprofesor Miguel Cala” en el citado colegio de Coral Spring, en el condado de Broward (al norte de Miami), indicó en un comunicado la Archidiócesis.

Resaltó que el sacerdote “nunca fue testigo de tal comportamiento contra ningún estudiante” del centro escolar y que el mismo Puthusseril asegura que todo lo dicho en la demanda, “sobre que él sabía de estos abusos, es falso”.

La demanda interpuesta contra la Arquidiócesis de Miami fue presentada por la defensa de un niño que acusa al venezolano Miguel Cala de haber abusado de él durante varios años, en los que éste era su profesor de música, sin que esa institución hiciera nada para remediarlo.

La demanda fue interpuesta en un tribunal de Miami, según detalló el abogado del joven, Jeffrey Herman, quien sostiene que Puthusseril, el sacerdote encargado de la escuela católica St. Andrew, ocultó esos abusos, que ocurrieron entre 2006 y 2010, cuando el afectado tenía entre seis y diez años.

El acusado, de 40 años, se encuentra en prisión cumpliendo ya una pena de 23 años por abusar de varios niños a los que daba clases de música a domicilio.

Según la demanda, Puthusseril, quien recientemente fue nombrado monseñor, sabía lo que ocurría y no sólo lo ignoró sino que instó al niño a que no dijera nada a sus padres sobre los abusos de Cala.

La Arquidiócesis apuntó que “ha cooperado completamente” con la oficina del alguacil del condado de Broward en la investigación de las alegaciones contra Cala.