Aroma a gol en debut de Chile y Uruguay en Turquía

GAZIANTEP, Turquía/AP — Perfume de gol en Chile y Uruguay, que si plasman en la cancha todo su potencial ofensivo podrían tener un exitoso debut hoy, cuando se midan ante Egipto e Irak por la Copa Mundial Sub-20.

Con Angel Henriquez en el ataque, Chile se medirá con Egipto e Inglaterra ante Irak, por el Grupo E en Antalya; mientras que Uruguay, que confía en la definición de Nicolás López, lo hará ante Croacia por el Grupo D en Bursa, cuyo otro partido será el de Nueva Zelanda-Uzbekistán.

Ninguno de esos seis debutantes fue campeón, y de todos ellos el que más lejos llegó fue Uruguay cuando perdió la final de 1997 con Argentina en Malasia. Chile y Egipto tienen un tercer puesto cada uno.

Henríquez, recuperado de un cuadro febril, que en la última temporada jugó en el Wigan de Inglaterra, formaría dupla ofensiva con Nicolás Castillo (Universidad Católica de Chile), mientras que López, atacante de la Roma de Italia y máximo artillero del Sudamericano Sub-20, lo haría con Diego Rolán, un delantero del Burdeos de Francia que suele desequilibrar por las bandas.

“Lo bueno es que siempre tratamos de asumir el protagonismo, ser agresivos e ir al frente y esos conceptos no van a cambiar”, dijo el técnico de Chile Mario Salas, cuyo equipo viene de calentar motores con una goleada 7-0 ante la selección de Tahití que participa en la Copa Confederaciones en Brasil.

Sobre el equipo que presentará en el debut, Salas destacó que “prácticamente” lo tiene definido, por lo que estarán habituales titulares como el zaguero central Igor Lichnovsky (Universidad de Chile) y los volantes Cristian Cuevas, adquirido por el Chelsea inglés tras su descollante actuación en el Sudamericano de Argentina; y el conductor Bryan Rabello, del Sevilla español.

Egipto, cuya gran figura es el creativo Saleh Gomaa, también se despidió triunfal en la serie de amistosos con una golesda 5-3 sobre Nueva Zelanda, por lo que al igual que Chile llega afilado para ese duelo en el estadio de la Universidad Akdeniz en Antalya, con capacidad para 7.100 espectadores.

Pese a recibir tres goles, Egipto suele tener una sólida defensa y prueba de ello es que solo cedió dos goles en el campeonato continental, donde se lucieron el arquero Mossad Awad y el capitán Ramy Rabia, quien ya debutó en la selección mayor.

Por sus características de juego, Uruguay y Croacia, que chocarán en el estadio Ataturk de Bursa, preanuncian un partido áspero, de pierna fuerte, aunque sin dejar de lado el buen fútbol, como lo demostraron en las eliminatorias de sus respectivos continentes.

El técnico uruguayo Juan Verzeri se apoya bastante en jugadores subcampeones hace dos años en la Sub-17, cuando perdieron la final con México. En total son siete y entre ellos se destacan los defensores Gianni Rodríguez, Emiliano Velázquez y Gastón Silva. “Estamos fuertes. Vamos a salir campeones del mundo”, dijo el “Diente” López. “Aspiramos al título; estamos todos unidos para lograr eso”. En el resto de los partidos se presenta una curiosidad: Inglaterra, rival de Irak, sólo marcó un gol en sus últimos 16 compromisos por la Copa Mundial Sub-20, según estadísticas de la FIFA.