Del Potro ‘cabalga’ a la segunda ronda

Del Potro ‘cabalga’ a la segunda ronda
El argentino Juan Martín Del Potro venció al español Albert Ramos en tres sets.
Foto: ap

Londres/EFE — Los tenistas argentinos Juan Martín del Potro, octavo cabeza de serie en Wimbledon, y Leonardo Mayer, y el colombiano Santiago Giraldo cumplieron en la segunda y agridulce jornada del torneo para los latinoamericanos.

Los argentinos Carlos Berlocq, Horacio Zeballos y Guido Pella no lograron ganar sus respectivos partidos y se despidieron del tercer Grand Slam de la temporada en la primera ronda.

La estrella latinoamericana de la jornada, Del Potro, pisó fuerte el césped del All England Club de Londres pese a las dudas con las que llegaba tras un virus que le obligó a perderse Roland Garros, entre otros torneos.

El de Tandil, de 24 años, certificó su pase a la segunda ronda del torneo sobre hierba tras un disputado partido frente al español Albert Ramos (número 62 del mundo) que Del Potro se llevó por 6-2, 7-5 y 6-1 en una hora y 48 minutos.

Bajo un cielo en el que el sol hizo acto de presencia, el público de la pista 1 asistió a un encuentro con puntos largos.

Tras poner contra las cuerdas a Del Potro ya en el primer juego, Ramos no pudo contrarrestar la intensidad de su rival, que más adelante rompería el servicio del español e inclinaría la balanza del partido a su favor.

Del Potro, que se medirá con el canadiense Jesse Levine en su próximo partido, lo pasó peor en el segundo parcial, aunque igualmente lo ganó para lanzarse sin piedad a por la tercera y definitiva manga.

“Tuve una pequeña desconcentración en el segundo set y (Ramos) se emparejó mucho al final, pero por suerte quebré en el 6-5 y en el tercer set pisé el acelerador”, explicó a los periodistas el argentino, que con dos parciales a favor desplegó un juego “más ofensivo” para “cerrar rápido” el encuentro.

Por su parte, Mayer, número 84 del mundo, eliminó al esloveno Aljaz Bedene tras ganar por 6-2, 6-3 y 6-4 en una hora y 56 minutos sin demasiadas complicaciones.

Los saques directos de Bedene, de 23 años, no fueron suficientes para plantar cara al argentino, lanzado en el primer set y al comienzo del segundo parcial, aunque más dubitativo hacia el final del encuentro.

“El último set se complicó un poco, me cansé y me relajé un poquito. Pero bueno, pude ganar y estoy contento. Creo que jugué un partido de alto nivel”, comentó el tenista argentino, citado con el japonés Kei Nishikori en segunda ronda.

El primer e intenso duelo plenamente latinoamericano en Wimbledon se saldó con la victoria del colombiano Santiago Giraldo (número 91 del mundo) sobre el argentino Horacio Zeballos (número 52) por 3-6, 7-6 (4), 6-7 (6), 6-1 y 6-3 en 3 horas y 6 minutos.

Giraldo, de 25 años, doblegó al argentino, que le había arrebatado la primera manga, a base de obligarle a cometer errores no forzados. El colombiano se enfrentará en la segunda ronda al ucraniano Alexandr Dolgopolov.

La otra cara de la moneda la protagonizaron el argentino Carlos Berloq, número 74 del mundo, incapaz de contener el servicio del canadiense Milos Raonic, que le venció por 6-4, 6-3 y 6-3 en una hora y 46 minutos.

Berlocq, de 30 años, acusó el nivel de su rival, decimoséptimo cabeza de serie, al que, no obstante, plantó cara desde el primer punto.

La peor parte se la llevó el también argentino Guido Pella, número 76 del mundo, al que una rotura en el isquiotibial derecho obligó a retirarse de su duelo frente al canadiense Jesse Levine cuando el marcador reflejaba 6-4, 6-2, 4-6, 3-6 y 4-3 tras 2 horas y 48 minutos.

Pella, que permanecerá de baja de tres a cuatro semanas, había logrado levantar dos sets en contra que Levine le había arrebatado en menos de una hora y se encontraba luchando por ganar el quinto y definitivo parcial.

Por último, la única tenista latinoamericana que pisó las pistas de Wimbledon, la colombiana Mariana Duque-Marino, número 117 del mundo, se impuso a la alemana Julia Goerges por 6-4, 6-7 (3) y 7-5 en dos horas y 13 minutos, y certificó su pase a la siguiente ronda, en la que se verá las caras con la británica Laura Robson.

Alrededor de la web