Evidencia ataría a Aaron Hernández

Aaron Hernández (izq) junto a su abogado Michael Fee (d) cuando era instruido de cargos en la Corte Distrital de Attleboro, Massachusetts.
Aaron Hernández (izq) junto a su abogado Michael Fee (d) cuando era instruido de cargos en la Corte Distrital de Attleboro, Massachusetts.
Foto: AP

WRENTHAM, Massachusetts — Un departamento rentado por Aaron Hernández, el exjugador de los Patriotas de Nueva Inglaterra, contiene varios objetos que podrían incriminarlo con el asesinato de Odin Lloyd.

Fue Carlos Ortiz, amigo de Hernández, quien informó a la policía sobre el departamento secreto del exjugador de los Patriotas, a unas 11 millas de la casa donde fue arrestado, que llevó a los investigadores a descubrir cajas de balas y ropa que la policía cree ayudará a reforzar el caso contra Hernández.

Los artículos fueron encontrados el 26 de junio, el día que Hernández fue arrestado acusado de orquestar el asesinato de Lloyd, según la orden de registro que reposa en los archivos de la corte de Wrentham.

Lloyd, un jugador semiprofesional de fútbol americano fue encontrado muerto el 17 de junio en un parque industrial en Attleborough North, Massachusetts, cerca de la casa de Hernández, que compartía con su prometida Shayanna Jenkins.

Los fiscales indican que Ortiz estuvo con Hernández y Ernest Wallace cuando manejaron con Lloyd a un parque industrial donde este último bue fatalmente baleado. La policía no ha dicho quién hizo los disparos.

Ortiz, residente de Bristol, Connecticut, donde creció Hernández, enfrenta cargos por portar un arma de fuego el día del asesinato. Wallace está acusado de ser cómplice después del crimen.

Según los documentos judiciales, la policía de Bristol interrogó a Ortiz el día previo del arresto de Hernández y les dijo que “Hernández tenía otra dirección que no mucha gente estaba enterada” y pensó que él había dejado allí su teléfono celular.

Inicialmente, la policía logró una orden de cateo para buscar el teléfono de Ortiz; pero cuando vieron en el departamento artículos adicionales, incluyendo cajas de balas en una mesita de sala, solicitaron órdenes de cateo adicionales para la residencia alterna y un vehículo Hummer estacionado afuera.

De acuerdo a los documentos, en el dormitorio encontraron una sudadera blanca con capucha, y en una mesa de la cocina se halló una gorra color vino con un panel celeste en el frente con la palabra “society” escrita al revés.

Video muestra a Hernández vistiendo la misma sudadera en la noche que Lloyd fue asesinado el 17 de junio, indican los récords.

Y estuvo usando “la misma gorra única” según muestra una fotografía de una estación de noticias captada fuera de un club nocturno el 14 de junio, el viernes anterior al crimen, indican los documentos.

La fiscalía señala que Hernández orquestó el asesinato porque estaba molesto con Lloyd tras haberlo visto hablando con cierta gente en el club.

“La sudadera blanca puede ser usada … para ayudar a vincular a Hernández a la escena del crimen”, escribió el oficial Michael Bates, de la policía estatal, en una declaración jurada en apoyo a una de las órdenes de registro.

“:La gorra de béisbol podría ayudar a determinar el lugar donde se encontraba Hernández la noche del viernes previa al homicidio”, escribió Bates. “Esta noche en particular es un aspecto crítico en la cronología de los hechos que condujeron al homicicio”.

En las búsqueda también se encontró 11 cajas de balas, incluidas las del calibre 22, calibre 45 y 7.62 mm.

El cuerpo de Lloyd fue hallado con varios balazos calibre 45 en el pecho a menos de un milla de la residencia de Hernández.

Lloyd, de 27 años, se hizo amigo de Aaron cuando comenzó a salir con la hermana de Jenkins.

La víctima tenía en su bolsillo las llaves de un automóvil que había rentado Hernández. Lloyd además había enviado un mensaje de texto a su hermana en la que le avisaba que estaba con Hernández la noche de su muerte.

—Servicios noticiosos