Afroamericanos en vilo por fallo sobre Zimmerman (video)

Activistas de la comunidad negra de EEUU llaman a la calma cualquiera sea la decisión en el juicio por la muerte de Trayvon Martin

Miami – Activistas de la minoría negra y los derechos civiles en EE.UU. hicieron este jueves un llamamiento a la paz, cualquiera que se sea el resultado del veredicto en el juicio contra George Zimmerman, quien disparó y mató en 2012 en el estado de Florida al adolescente negro desarmado Trayvon Martin.

Los activistas de la Southern Christian Leadership Conference (SCLC), una de las más importantes organizaciones de la minoría negra de EE.UU., se concentraron frente al tribunal de la población de Sanford, en Florida, donde se ventila el caso y hacer un llamamiento a la paz, una vez que se anuncie el veredicto.

“No importa cuál sea el resultado del juicio” contra Zimmerman, de madre peruana, el hecho es que “tenemos dos familias que han sufrido y continuarán sufriendo el resto de sus vidas”, señaló en un comunicado esta organización, fundada en 1957 en Atlanta.

“El juicio cae en manos de la justicia, que debe ser administrada con imparcialidad”, señaló la organización SCLC, muy ligada a Martin Luther King Jr., líder pacifista del movimiento negro en EE.UU.

Por otro lado, el alguacil del condado de Broward, al norte de Miami, subió un vídeo en que se insta a que las protestas que pudieran realizarse en el caso de que el jurado declare inocente a Zimmerman se lleven a cabo de forma pacífica, según recogió el diario Orlando Sentinel.

El vídeo de 36 segundos sugiere que, de anunciarse un veredicto de no culpabilidad, los que quieran protestar lo hagan “levantando la voz, no las manos” y no recurran a la violencia, ya que podrían acabar arrestados.

El vigilante voluntario Zimmerman, de 29 años y de origen hispano, disparó y mató de un tiro a bocajarro el 27 de febrero de 2012 a Martin, de 17 años, en una urbanización de la pequeña población de Sanford, en el condado de Seminole, por donde patrullaba el primero.

Zimmerman está acusado de asesinato en segundo grado, un cargo por el que podría afrontar una condena de cadena perpetua, de ser declarado culpable, aunque la Fiscalía pidió este jueves que se considerara también el cargo de homicidio (un delito de tercer grado).

La defensa del exvigilante reaccionó de forma airada ante esta solicitud y pidió a la jueza encargada del caso, Debra Nelson, que desestimara esa petición y sólo aceptara la imputación de asesinato en segundo grado o la absolución completa.

Sin embargo, la jueza falló que el jurado, compuesto por seis mujeres, una de ellas de origen hispano, podía decidir también sobre el cargo de homicidio.

El exvigilante hispano ha mantenido siempre que disparó esa noche en defensa propia contra Martin, quien regresaba a la casa de la pareja de su padre y caminaba por la urbanización de Sanford con la capucha de la sudadera puesta, lo que despertó las sospechas de Zimmerman, quien acabó enzarzado en una pelea con el muchacho.