Desamparados en El Bronx temen perder sus albergues

Incertidumbre en Aguila Inc. podría afectar a decenas de familias que no tienen dónde vivir
Desamparados en El Bronx temen perder sus albergues
Erick Rivera vive con sus hijos de nueve y 12 años en los refugios de Aguila y teme quedarse en la calle.
Foto: José Acosta / EDLP

NUEVA YORK — Desamparados que residen en refugios de Aguila Inc. están preocupados por la decisión que tomó el contralor de la ciudad, John Liu, de rechazar el contrato de cinco años y $20 millones que dicha organización solicitó al Departamento de Servicios para Desamparados, DHS.

Aguila -organización sin fines de lucro que brinda servicios sociales y vivienda transitoria a personas sin techo del sur y del noroeste de El Bronx- solicitó supervisar el complejo privado de 101 unidades localizado en los edificios 1625, 1627, 1629 y 1631 de la Avenida Fulton, en El Bronx.

Pero el pasado 3 de julio la contraloría de la ciudad rechazó el contrato citando irregularidades en el papeleo, que incluyen una vaga descripción de sus refugios, según reveló Stephanie Hoo, portavoz de Liu.

“En una parte del contrato dice que tienen 101 camas, pero en otra dice que es para 101 familias”, dijo Hoo, indicando que “este conflicto de información violó el análisis de Participación Justa (Fair Share) de la ciudad, el cual requiere claridad en contratos para colocar desamparados en refugios”.

Erick Rivera, de 45 años, quien vive en las Residencias Familiares de Fulton desde enero, dijo que se siente preocupado por la situación, “porque ni Aguila ni la ciudad han dado una explicación sobre cuál va a ser el futuro de los residentes”.

“Yo era cocinero en Disney en Orlando, pero en septiembre sufrí un ataque al corazón y un derrame cerebral y quedé deshabilitado y desamparado”, dijo Rivera. “Yo vivo con mis hijos menores de edad y lo único que quiero es un lugar dónde vivir y espero que la ciudad haga todo lo posible para que eso siga así”, señaló.

Otros desamparados, como Elena Soto, dijeron que Aguila ofrece un servicio “deficiente y la ciudad debería revisarla”.

“El equipo de Aguila entrega las cartas tardes y muchas veces perdemos citas importantes como las de ‘welfare’, hay chinches y no nos dejan tener aire acondicionado si no es con una orden de un médico”, dijo Soto. “Aquí hay especialistas en vivienda pero no nos ayudan, y luego nos quieren sacar del refugio a empezar todo el proceso de nuevo”, señaló Soto.

Soto vive con siete hijos y una nieta de seis meses, tiene una hija ciega y paralítica que ella atiende, y dijo que teme quedar desamparada de nuevo.

Samantha Levine, portavoz del alcalde Michael Bloomberg, criticó la decisión de Liu señalando que es “un paso evidentemente erróneo de la contraloría hecho sólo por un fin político”.

“Liu no tiene ninguna base para no registrar este contrato y nosotros vamos a tomar las medidas necesarias para hacerlo a fin de ayudar a estos neoyorquinos que necesitan estos servicios”, dijo Levine.

John Liu, candidato a la nominación demócrata a la alcaldía de Nueva York, negó que se trate de algo político.

Indicó en un comunicado que el DHS necesita clarificar tanto el número de individuos a los que se les proveerá servicios como la cantidad de los mismos.

“La transparencia es de suprema importancia cuando se trata de situar desamparados en refugios, y estos contratos fallaron en esta prueba en muchos puntos. Los contratos deben ser claros y específicos, para asegurarnos de que el DHS requiera a los contratistas que permanezcan dentro de los parámetros del programa”, dijo Liu.

La comunidad de Crotona Park ocupa el sexto lugar del condado con más refugios, 11 en total. El área de Concourse dentro de la Junta Comunitaria 4 tiene la mayor cantidad, con 31 refugios.

Aguila Inc. no quiso hacer comentarios sobre el tema.