5 consejos para proteger sus ojos del sol

De la misma manera que usa crema para proteger su piel del sol, no olvide proteger sus ojos este verano

Asegúrese de comprar gafas de sol que indiquen claramente que son tanto para protección contra los rayos UVA como UVB.
Asegúrese de comprar gafas de sol que indiquen claramente que son tanto para protección contra los rayos UVA como UVB.
Foto: Esta imagen es una obra derivada de sunglases por Free Photo Fun, disponible bajo la licencia Licencia de Atribución en http://www.flickr.com/photos/79818573@N04 / 7181064035/

La sobreexposición al sol puede causar estragos en sus ojos. Esto puede provocar afecciones graves como fotoqueratitis (quemadura de la córnea), pterigio (crecimiento de tejido en la parte blanca de los ojos que puede bloquear la visión) y cáncer de piel en los párpados. Puede tener relación con el desarrollo de cataratas y posiblemente con la degeneración macular. Aunque no todas las personas requieren de gafas de sol, hay situaciones en las que usarlas va a mejorar la comodidad y puede proporcionar beneficios para la salud ocular.

Para proteger sus ojos de los perjudiciales rayos solares tenga en cuenta estos 5 consejos para escoger la mejor protección según sus necesidades:

La protección UV (protección contra los rayos ultravioleta) es deseable durante todo el año. Las gafas de sol deben ser usadas durante las horas del día, incluso cuando el tiempo está nublado o brumoso. Sus gafas de sol deben proporcionar más del 95 % de protección UV.

La mayoría de la gente cree que las gafas de sol oscuras ofrecen una mejor protección, pero ese no es necesariamente cierto. El tinte del lente debe bloquear el 80% de la luz transmisible (luz que puede ser transmitida a través de la lente), pero no más de aproximadamente el 90% de la luz, o se le va a dificultar ver. Gris neutral, ámbar, marrón y verde son buenos colores para elegir.

Elija gafas de sol que envuelvan por completo los párpados para evitar que la luz entre por los lados o use un sombrero de ala de tres pulgadas que pueda bloquear la luz del sol que cae por encima de la cabeza.

Las personas que usan lentes de contacto que ofrecen protección UV también deben usar gafas de sol. Éstas ayudan a prevenir el efecto de ojo seco que experimentan las personas que usan lentes, el cual es causado por el viento cálido.

Los investigadores estiman que una cantidad significativa de exposición continuada a los rayos UV puede ocurrir antes de los 18 años y que la dosis anual de radiación en los niños puede ser hasta tres veces mayor que la de los adultos. Considere la posibilidad de comprar gafas de sol con protección UV para sus hijos y recuerde que los ojos de los niños pequeños siempre deben protegerse de la exposición directa al sol.