Ruina Nueva ofrece salsa moderna

Con sus innovaciones la banda espera revivir el género entre los jóvenes
Ruina Nueva ofrece   salsa moderna
Los integrantes de Ruina Nueva, de la República Dominicana estuvieron de promoción y se presentaron en varios clubes.
Foto: Cortesia

Nueva York — A pesar de que ninguno de ellos rebasa los 30 años, los jóvenes de Ruina Nueva ya se han convertido en una de las bandas favoritas del salsero Víctor Manuelle, quien se refirió a ellos como uno de los grupos nuevos a tener en cuenta dentro del género.

Conformada por Frankelly, La Ley, Morel y Yabriel, Ruina Nueva tuvo sus orígenes en Santo Domingo, cuando sus cuatro integrantes fueron escogidos en proceso de “casting”; curiosamente, antes de formar parte de este proyecto todos se dedicaban a hacer música urbana.

“Nosotros somos de barrios humildes, específicamente de Villa Consuelo, de donde es el Canario. Siempre quisimos hacer salsa, pero cuando vienes de un medio sin recursos tienes que adaptarte… empezamos grabando los más fácil para darnos a conocer”, afirma Morel respecto al estilo que interpretaban anteriormente.

Tras tres años de asociación, la banda se prepara para lanzar su primer álbum el cual se estrena en noviembre de este año y del cual ya se han desprendido dos sencillos: “Contigo me Siento Nítido”, que ocupó la posición ocho del listado Billboard Tropical, y su más reciente tema “Yo la Amo”, en colaboración con la orquesta Adolescentes.

Quizás, la noticia más importante de este álbum es sin duda la colaboración que están realizando con el mismísimo Víctor Manuelle, la cual aún no tiene fecha de estreno definida.

Los cantantes de la banda no tienen la menor duda de que su próxima producción musical se convertirá en éxito, no solo por los grandes nombres que los acompañan, sino también por el estilo único que le están dando a su salsa, el cual les ha permitido acercarse a la audiencia joven.

“Lo que nos hace diferente es nuestro estilo, el cual es bien pop. Todos tenemos raíces del género urbano, y tratamos de inculcar eso sin perder la base. La salsa siempre tiene un patrón, pero nosotros tratamos de hacerlo más juvenil, las letras van dirigidas a la sociedad”, señala Frankelly.

Aunque su gira por los Estados Unidos concluyó ya, los integrantes de la banda se llevan una grata experiencia de esta visita en la que tocaron en varios festivales, e hicieron promoción por varias emisoras.

“Es difícil ser cantante en República Dominicana porque es un monopolio”, manifiesta Morel y se despide prometiendo que regresarán muy pronto.