Trabajadores desafían cierre de hospital LICH en Brooklyn

El Departamento de Salud del Estado (DOH) aprobó pasos determinantes para cerrar el Hospital Long Island College (LICH), en Brooklyn
Trabajadores desafían cierre de hospital LICH en Brooklyn
El cierre de la emergencia de LICH hace inminente el despido de cientos de trabajadores del hospital de Brooklyn.
Foto: EDLPCarolina Ledezma

Nueva York.- Personal médico del Hospital Long Island College (LICH) alega que SUNY Downstate continúa desafiando órdenes judiciales para cerrar la clínica, incluida una resolución del 19 de junio pasado, que especifica como ilegal el desvío de ambulancias.

Linda O’Neil, miembro de la Asociación de Enfermeras del Estado de Nueva York (NYSNA), informó que ayer agentes policiales, con una orden de la corte en mano, impidieron el traslado ilegal de pacientes.

“SUNY debe dejar de fingir que está por encima de la ley”, dijo O’Neil.

El viernes, el Departamento de Salud del Estado (DOH) aprobó pasos determinantes para cerrar LICH, en Brooklyn, frenando los ingresos a la sala de emergencia y las cirugías no urgentes antes del mediodía del lunes. Todos los pacientes serían dados de alta antes del 28 de julio y la sala de emergencia cerraría el 29 de julio.

El Defensor del Pueblo y candidato a la alcaldía, Bill De Blasio, anunció el viernes una orden de restricción, que al menos detendría el cierre hasta una audiencia el jueves.

“Tenemos suficiente personal para aceptar ambulancias”, dijo O’Neil.

Ayer, 17 enfermeros trabajaron en la sala de urgencias, seis auxiliares en atención al paciente, dos médicos en la emergencia principal y un médico asistente en la unidad pediátrica. La unidad de cuidados neonatales tenía toda su plantilla, al igual que la de cuidados intensivos.

SUNY Downstate se enfrenta a una audiencia en la corte el 7 de agosto, por presunto desacato de una orden anterior que detendría los preparativos para el cierre del hospital. Esa orden de restricción se encuentra suspendida por apelación.

Mientras el personal médico lucha para mantener abierto el hospital con una historia de 155 años, SUNY Downstate argumenta que el hospital involucra pérdidas mensuales de $15 millones. Robert Bellafiore, vocero de SUNY, no fue pudo ser localizado.