Colombianos hacen vibrar de entusiasmo a Queens

Colombianos hacen vibrar de entusiasmo a Queens
La carroza de EL DIARIO LA PRENSA —conmemorando sus 100 años de trayectoria— se hizo presente ayer en la celebración de Colombia en Queens por el día de su independencia, que atrajo a miles de espectadores.
Foto: ESPECIAL PARA EDLPFOTOS: VICTOR MATOS

QUEENS — En medio de la algarabía de los colombianos que festejaban su independencia, los políticos trataban de colarse en la celebración en busca de electores. Pero en la tarde de ayer parecía no haber tiempo ni lugar para otra cosa que no fuera rumbear y mostrar el orgullo colombiano.

Varios candidatos a la alcaldía se dieron cita en el Desfile Colombiano de Queens, intentando convertir la celebración en un foro para que colombianos y latinos de diversa procedencia mostraran sus motivaciones políticas de cara a las elecciones municipales.

Joseph Lhota, Christine Quinn o Sal Albanese, entre otros, no perdieron la oportunidad para intentar captar el voto hispano, dada la afluencia de público al evento, que llega a atraer a entre 5,000 y 10,000 personas, según la organización.

Los candidatos, además de desfilar, estuvieron repartiendo propaganda con sus propuestas y estrechando la mano de la gente que se congregaba detrás de las vallas. Aún así, muchos asistentes recibieron con algo de indiferencia e incluso rechazo su presencia.

“No tengo un favorito, aunque si tuviera que elegir a uno, elegiría a Quinn, aunque no me gusta ver a políticos en nuestra fiesta”, dijo el colombiano Nicolás Acedo. “Aquí estamos para celebrar otra cosa”.

El mexicano Alfonso Ramírez acabó con un ramillete completo de folletos de propaganda política de todos los candidatos, aunque tampoco tenía su preferencia definida.

“Por lo general soy apolítico y ninguno de éstos me convence”, expresó Ramírez. “No veo que se preocupen de verdad por los latinos”.

En cambio, Mariana Palacios, que llevaba puesta una camiseta de la selección de fútbol de Colombia, sí tenía clara su elección. “Mi favorita es Christine Quinn”, aseguró Palacios. “Una mujer siempre lo va a hacer mejor que un hombre y además ella lucha por los inmigrantes”.

El político más ovacionado, sin embargo, fue el senador por Nueva York, Charles Schumer, que recibió el honor de ser Gran Mariscal del desfile por formar parte del “grupo de los ocho” que confeccionaron el proyecto de ley de reforma migratoria aprobado por el Senado de los Estados Unidos.

“¡Gracias Schumer!”, le gritó al verlo pasar Sofía Azcarate, que acudió con sus tres hijos.

Santiago Rodríguez, natural de Cali y con nueve años de estancia en Nueva York, aprovechó para reclamar la aprobación de la ley. “Si los políticos de aquí quieren que los latinos votemos por ellos y nos interese lo que dicen, que aprueben antes la reforma migratoria”, aseveró Rodríguez.

Algunos también vinieron de lejos, simplemente para celebrar su identidad nacional. “Supone para nosotros un orgullo celebrar el honor patrio y compartir nuestras costumbres con toda la gente de Nueva York”, dijo la colombiana Blanca Ruiz Carvajal, que viajó dos horas con su marido desde Long Island para poder estar en el evento.

No faltó tampoco una carroza de EL DIARIO LA PRENSA, que se unió a la fiesta colombiana y conmemorar también sus 100 años de existencia.

“Aunque no sea colombiano, estoy aquí para celebrar la atracción de ser hispano”, expresó el ecuatoriano Osvaldo Mendieta, que observaba el defile con un ejemplar del periódico bajo el brazo y se declaraba partidario de Quinn. “Llevo más de cincuenta años aquí, pero no me pierdo una oportunidad de celebrar que vengo de Latinoamérica”.

No todos, sin embargo, se sintieron felices de cómo transcurrió el festejo. “No he vendido casi nada”, se lamentó Gustavo Ecuador, que se paseaba con un manojo de banderas de Colombia. “La gente no gasta ni viene tanto como antes”.