Horas felices de los británicos

Guía de Regalos

Horas felices de los británicos
El ciclista británico Christopher Froome con la camiseta amarilla de líder del Tour de Francia.
Foto: ap

LONDRES/AP — Un año después de los Juegos Olímpicos de Londres, el país disfruta nuevamente de grandes éxitos deportivos, encabezados por otra victoria en el Tour de Francia y el primer título masculino en 77 años en Wimbledon.

“Jamás habrá otro verano deportivo como el del 2012, pero el 2013 lo está intentando con bastante éxito”, comentó el Times de Londres en su edición de ayer, donde sobresale la victoria de Chris Froome en el Tour.

El deporte británico comenzó un repunte fenomenal cuando Bradley Wiggins pasó a la historia como el primer ciclista de esa nacionalidad que gana un Tour de Francia el año pasado. Luego vinieron los Juegos de Londres, donde los locales terminaron terceros con 29 medallas de oro y 65 en total.

Entonados por la gesta olímpica, los deportistas británicos siguieron cosechando éxitos:

—Justin Rose le dio a su país su primer US Open de golf desde 1970, cuando lo ganó Tony Jacklin.

— Andy Murray acabó con un maleficio de casi ocho décadas y se alzó con el primer título masculino de Wimbledon desde que Fred Perry lo hizo en 1936. Murray también ganó el US Open en septiembre.

— Los Leones británicos e irlandeses le ganaron su primer test de rugby en 16 años a Australia.

— Inglaterra ganó los primeros dos test de la serie Ashes a Australia en crickett, uno de los deportes nacionales.

“Los éxitos deportivos británicos no empezaron con los Juegos Olímpicos y desde ya que no terminaron allí”, afirmó el Times. “El impacto de esos juegos se sigue haciendo sentir”.

El domingo pudo producirse un triplete histórico con la conquista del Tour, del test Ashes y el Abierto Británico de golf.

Pero Lee Westwood, quien empezó la última ronda del Abierto como líder, con dos golpes de ventaja, no pudo mantener la punta y el título se lo llevó el estadounidense hil Mickelson.

“Dos de tres, no está mal”, comentó el diario The Independent.

No todas han sido rosas, no obstante.

La selección sub21 de fútbol, por ejemplo, fue humillada en el Campeonato Europeo de Israel, donde resultó eliminada sin ganar un solo partido.

Y la selección mayor está segunda en las eliminatorias de la Copa Mundial del año que viene en Brasil, detrás de Montenegro. Es previsible que se clasifique, pero sus acciones cayeron mucho.

Una de las claves del resurgimiento del deporte británico ha sido el dinero. La Lotería Nacional destina varios millones de dólares a programas deportivos y la alta tecnología está beneficiando directamente a disciplinas como el ciclismo.

El ministro de deportes británico Hugh Robertson declaró por televisión que las posibilidades de éxito son mayores si un país tiene cuatro cosas: “deportistas y técnicos talentosos, estructura y dinero”.

Y en estos momentos los británicos tienen de sobra de todo eso.