¡Viene lo más difícil!

Panamá y Honduras se interponen en la ruta de México y Estados Unidos para que se dé la llamada final soñada en la Copa de Oro

Guía de Regalos

¡Viene lo más difícil!
Raúl Jiménez se ha mostrado como la revelación en el cuadro del 'Chepo' de la Torre.
Foto: AP

DALLAS (AP).— México y Estados Unidos están a un paso de volver a medirse por el título de la Copa de Oro, pero aún les falta solventar la ronda de semifinales en la que mañana enfrentarán a Panamá y Honduras, respectivamente.

Los cuatro semifinalistas se encuentran remando en el Hexagonal Final de la Concacaf y afrontaron el torneo con equipos “B”.

Luego de la derrota ante Panamá, el Tricolor repuntó con victorias sobre Canadá y Martinica para quedar segundo en su grupo de primera ronda.

Aunque también tuvo que sufrir para sortear los cuartos de final al vencer 1-0 a Trinidad y Tobago gracias a un gol de Raúl Jiménez a seis minutos del final.

De la Torre, quien necesita sacar campeón a México para silenciar el clamor generalizado que pide su salida, ha asumido una postura pragmática.

“Ganar es ganar, con eso es suficiente”, respondió el “Chepo” cuando le reclamaron que México debería imponerse con resultados más amplios.

“Es difícil [conseguir] victorias holgadas, necesitas que el rival se quede con uno menos, son muchas circunstancias”.

En la última década, Panamá pasó de ser una débil selección, a protagonista de cuidado en su región.

Fue subcampeona de la edición de 2005 al perder ante Estados Unidos en la final, y viene de vapulear 6-1 a Cuba.

Con dos goles de Gabriel Torres, los panameños doblegaron a México en la fecha inaugural.

Ahora, los canaleros quieren evitar que se repita lo ocurrido en la anterior edición, en la que arrancaron con un sorpresivo triunfo 1-0 ante Estados Unidos, pero luego cayeron por idéntico marcador en las semifinales.

“En la Copa pasada nos enfrentamos a Estados Unidos dos veces y en esa ocasión jugamos mejor en el partido que perdimos que en el que ganamos”, dijo el técnico panameño Julio César Dely Valdés.

“Enfrentarse a México no será igual”, advirtió Dely Valdés. “En ese partido del 7 de julio los hemos sorprendido y esta vez será totalmente distinto y más complicado”.

Estados Unidos, a diferencia de todos, llega en su mejor momento.

Su racha de nueve victorias seguidas en partidos internacionales, incluyendo tres el mes pasado en las eliminatorias, representa un récord para la selección.

Despacharon 5-1 a El Salvador en los cuartos de final.

Se trata de un giro de 180 grados para Jurgen Klinsmann, su técnico alemán que a inicios de año era muy cuestionado, luego que arrancaron la fase final de las eliminatorias con una derrota como visitante ante Honduras.

Ahora recibe elogios por la propuesta en la cancha, fundamentada en el toque rápido y depurado del equipo, que en esta Copa de Oro ha recuperado en todo su esplendor al volante ofensivo Landon Donovan.

“Landon [Donovan] de nuevo volvió a mostrar lo valioso que es y en el campo y como puede hacer la diferencia”, destacó Klinsmann.

“En general, vemos a nuestro equipo haciendo clic y juega mejor. Este es un proceso y creo que ese proceso está llegando a lo largo”, dijo.

Manifestó que el objetivo es que el cuadro de las barras y las estrellas sea veloz en su accionar, pero no en lo físico, sino en la capacidad para pensar y llevar a cabo las jugadas.

“Estamos tratando de ponerse al día con los grandes equipos del mundo. Todo es cuestión de velocidad y no estoy hablando acerca de la velocidad física, estoy hablando de la velocidad mental, la velocidad pasa con todos los jugadores en ambos sentidos”, estableció.

Honduras alcanzó la ronda de los cuatro mejores al vencer 1-0 a Costa Rica, en un partido en el que su oportunismo marcó diferencias.

Les bastó un gol de Andy Nájar, más un sólido despliegue defensivo.

Los hondureños han endosado solo dos goles en este torneo y ahora deberán frenar a un rival que acumula 16 en cuatro partidos.

“El problema de ellos va a ser ése: solucionar nuestro problema defensivo”, declaró Luis Fernando Suárez, técnico de Honduras.

“Siempre ha sido complicado enfrentarlos, pero ahora son más complicados por la evolución que ha tenido Estados Unidos en este año”, añadió.