Entérate de algo más, sobre las finanzas

La mayoría de los bancos ofrecen cuentas de ahorro gratis y sin depósito mínimo para menores de edad

Si eres una persona independiente, las inversiones en línea podrían ser ideales para ti. Es mucho más fácil y costeable de lo que piensas, te da un control directo de tus inversiones y puedes hacerlo desde tu casa o tu trabajo. Además, tienes acceso a la misma información que los corredores profesionales para comprar y vender acciones, bonos y fondos mutuos.

Una cuenta de gastos flexibles, o FSA, te permite reservar una cierta cantidad de dinero para pagar por gastos médicos. Y también por el cuidado de tus hijos, o de una persona que dependa de ti. La ventaja de un FSA es que ese dinero sale directamente de tu cheque salarial ANTES de que pagues impuestos. Esto te permite ahorrar bastante en contribuciones y, además, te coloca en una categoría de ingresos más baja.

La mayoría de los bancos ofrecen cuentas de ahorro gratis y sin depósito mínimo para menores de edad. La cuestión es que muchas veces no lo anuncian, así que tienes que preguntar en tu institución financiera. En ocasiones brindan tasas aceptables y premios por depósitos para los chicos ahorrativos. En esta experiencia, más que una tasa atractiva lo que importa es que tu hijo aprenda desde temprano la lección de ahorrar y de manejar su propio dinero.

Sobre los billetes: Las denominaciones más usadas en los EE. UU. son las de $1 y $20; y a nivel internacional, el billete de $100. Además, el peso aproximado de un billete, independientemente de la denominación, es 1 gramo. Una libra tiene 454 gramos, por lo tanto, una libra de billetes contendría 454 billetes. Por otra parte, los billetes de EE.UU. de colores neutros están compuestos de un 25% de lino y un 75% de algodón. Las fibras sintéticas de color rojo y azul de distintos largos se encuentran distribuidas de manera uniforme por todo el papel. Y por si no lo sabes, se imprimen más dólares de $1 que de cualquier otra denominación (los billetes de $1 constituyen alrededor del 45% de todos los billetes impresos).

La mesada o ‘allowance’ que gran cantidad de padres les da a sus hijos semanal o mensualmente es un excelente instrumento para enseñarlos a ahorrar desde pequeños. Debería iniciarse cuando el niño tenga entre 5 a 7 años, y se recomienda darle a cada hijo entre 50 centavos a $1 a la semana por cada año que tenga. Se puede incluir incentivos de dinero extra si los niños hacen ciertos trabajos en la casa: sacar la basura, lavar los platos, cortar el césped, lavar el auto, etc. Enséñale a acumular ese dinero para luego depositarlo en su propia cuenta de ahorro infantil, o quizás —cuando la cuenta haya crecido— usarlo para comprar algunas acciones y seguir el desarrollo de esa inversión. Llévalo contigo cuando vayas de tiendas y enséñale los beneficios de buscar buenas compras y rebajas, de comparar precios y aprovechar los cupones de descuento.

Aunque muchas personas tienen seguro de vida, pocas saben de los seguros contra riesgos de quedar discapacitados para trabajar (disability). Entre las edades de 25 y 55 años una persona tiene el doble de posibilidades de quedar discapacitada por un accidente o una enfermedad, que a morir. Si uno de los esposos queda discapacitado, puede suceder que se corten los pagos de manutención de los hijos o del conyugue. Por tanto es importante obtener este tipo de seguro para cerciorarse que sus hijos recibirán el respaldo que merecen y se cumplan con los acuerdos legales del divorcio.