García Padilla sostiene que la “estadidad” fracasó

Ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado de Estados Unidos, el gobernador de Puerto Rico la emprendió contra los resultados del plebiscito en el que el electorado se inclinó por esa opción
García Padilla sostiene que la “estadidad” fracasó
El gobernador de Puerto Rico durante la audiencia del comité senatorial.
Foto: EFE / Jim Lo Scalzo

Washington – El gobernador de Puerto Rico, Alejandro García Padilla, destacó hoy ante el Senado de EE.UU. el fracaso de la opción de “estadidad” en el referendo de hace nueve meses y que, a su juicio, es urgente definir el estatus político para centrarse en los verdaderos desafíos sociales en la isla.

Tanto durante la audiencia ante el Comité de Energía y Recursos Naturales del Senado -que tiene jurisdicción en asuntos territoriales de EE.UU.- como en declaraciones a la prensa, García Padilla sugirió que, aunque la isla debe definir su futuro como nación, existen otros retos más apremiantes “en la mente de los puertorriqueños”.Durante su testimonio, el gobernador y presidente de Partido Popular Democrático de Puerto Rico (PPD) destacó que la opción de la “estadidad” solo obtuvo el 44,4 % de los votos en el plebiscito no vinculante del 6 de noviembre de 2012, pese al defectuoso diseño del referendo.

“Este fue un proceso electoral amañado a favor de la ‘estadidad'”, afirmó García Padilla, en su primera comparecencia ante el Senado de EE.UU. desde que asumió las riendas del gobierno isleño hace seis meses.

Durante la hacinada audiencia, el presidente del Comité, el demócrata de Oregón, Ron Wyden, señaló que para resolver el asunto, que ha dominado el panorama político en la isla durante décadas, es necesario que los tres partidos políticos en Puerto Rico se pongan de acuerdo sobre las opciones.

Según observadores, las declaraciones de Wyden transmiten un mensaje a los puertorriqueños de que, antes de que el Congreso de EE.UU. tome medidas, la pelota está en su techo y deben promover un proceso justo e inclusivo.

Para García Padilla, un verdadero proceso de “autodeterminación” debería incluir todas las opciones y que éstas puedan competir de una manera justa y transparente.

En ese sentido, reiteró su apoyo a una propuesta presupuestaria de la administración Obama que deja en manos del gobierno puertorriqueño la realización de una nueva consulta con cuatro opciones -Estado Libre Asociado, libre asociación, “estadidad” e independencia-, pero no está claro que ésta se realice en un futuro cercano.

“Espero que la propuesta presentada por el presidente (Obama) sea una oportunidad para celebrar un plebiscito que sea transparente, democrático y respetuoso de todas las opciones de libre determinación, incluyendo la búsqueda de un pacto más perfecto entre Estados Unidos y el Estado Libre Asociado”, afirmó el gobernador.

Recientemente, el Comité de Asignaciones del Senado descartó una solicitud presupuestaria de la administración del presidente para el año fiscal 2014, que incluía $2,5 millones para ayudar a la Comisión Electoral de Puerto Rico a realizar una nueva consulta sobre la “estadidad”, libre asociación o la independencia.

El pasado 17 de julio, sin embargo, el Comité de Asignaciones de la Cámara de Representantes dio el visto bueno a esa solicitud dentro de una ley de gastos para distintas agencias federales, aunque la medida debe ser sometida a voto en el pleno de ese órgano legislativo.

Tras la audiencia de casi dos horas, el gobernador participó en una mesa redonda con un grupo reducido de medios hispanos de EE.UU., entre ellos Efe, y posteriormente a través de internet con periodistas en La Fortaleza.

“Me pareció extraordinario que el cierre de Wyden en la audiencia fuera ‘nosotros queremos atender esto pero si ustedes no trabajan juntos esto no se va a mover’. Ese ha sido nuestro reclamo”, dijo García Padilla.

Según el mandatario, el estatus político “está en la mente de los políticos” y es una “distracción” para los asuntos sociales que más interesan a los cuatro millones de puertorriqueños en la isla, como las altas tasas de desempleo y de criminalidad.

“Esos asuntos, junto a la educación, por ejemplo, son los que están en la mente de los puertorriqueños, en sus conversaciones diarias, no el estatus (…) Tenemos que responder a asuntos del estatus porque distrae la energía del Gobierno para responder a los asuntos importantes”, manifestó García Padilla.

El pasado 25 de julio marcó el 115 aniversario de la invasión estadounidense en Puerto Rico, que desde 1952 ha realizado cuatro consultas sobre su estatus político, pero que, por falta de consenso, permanece en un limbo.

En la actualidad, la isla es un Estado Libre Asociado, los puertorriqueños son ciudadanos estadounidenses y pueden votar en elecciones federales siempre y cuando residan en EE.UU., pero no en la isla.