Spitzer dice que contrincante teme a la competencia (video)

El exgobernador de Nueva York dijo que cuenta con más experiencia que Scott Stringer, su adversario en la carrera por la contraloría de la ciudad
Spitzer dice que contrincante teme a la competencia (video)
Eliot Spitzer durante la junta editorial de ayer con El Diario/La Prensa.
Foto: EDLP / Mariela Lombard

Nueva York — Los candidatos para contralor han sacado sus guantes y los ataques están acalorando la contienda que hasta hace poco estaba dormida.

El exgobernador Eliot Spitzer dijo ayer que es él quien cuenta con más experiencia para el cargo y que su contrincante Scott Stringer es sólo un candidato del ‘status quo’.

Spitzer manifestó, en una junta editorial con El Diario/La Prensa, que Stringer llegó a un acuerdo para que le dejaran el camino libre en la batalla por la posición.

“Sacaron a todos los otros (candidatos), esa es la clase de política en la que no creo. Yo creo en la competencia”, agregó. Los otros dos candidatos a los que se refiere Spitzer son los concejales Dan Garodnick y Domenick Recchia.

Por otro lado, su oponente Stringer dijo —durante un encuentro previo con este rotativo— que Spitzer tiene ventaja en las encuestas sólo por su reconocido nombre y lo acusó de tirar de un lado a otro el asunto de las licencias de conducir para indocumentados como “papa caliente”.

“Cuando él trató de hacer algo sobre las licencias, le estalló en la cara porque él no pudo trabajar con nadie, no pudo formar una coalición”, señaló el actual presidente de Manhattan. En 2007, Spitzer emitió una Orden Ejecutiva que otorgaría licencias de conducir a inmigrantes del estado, que posteriormente tuvo que retirar.

El exfiscal general respondió diciendo: “Esto falló, no porque no tuviéramos una coalición al principio, sino porque hubo personas que se apartaron del asunto y huyeron para protegerse”.

En la más reciente encuesta de la Universidad Quinnipiac, el entrevistado le lleva la delantera al aspirante por cuatro puntos -49 a 45%- a pesar de la sombra del escándalo de prostitución que lo obligó a renunciar a su cargo de gobernador en 2008.

Spitzer lanzó una indirecta a su oponente diciendo que “para mí la política es una causa, no una profesión, y ése es el factor que nos diferencia”, agregando que el funcionario está recurriendo a una campaña negativa porque su mensaje positivo no le ha dado resultados.

Además, dijo que cuando la candidatura de Stringer para alcalde “no le funcionó, él decidió apoyar a Mike para un tercer término”, refiriéndose a la maniobra que Michael Bloomberg inició para eliminar el límite de mandatos de funcionarios electos de la ciudad.

En términos de su récord, el exgobernador manifestó que su empuje por subvencionar la educación es su mayor logro.

“Yo asigné uno de los aumentos más históricos para financiar el sistema de educación de la ciudad”, de $1.7 mil millones.

Como contralor dijo que planea destinar más fondos para ese sector.