Caín Velásquez orgulloso de sus raíces mexicanas

El campeón de los pesados en las artes marciales mixtas espera ganarle a Junior 'Cigano' dos Santos en la batalla pautada para octubre en Houston
Caín Velásquez orgulloso de sus raíces mexicanas
Velásquez le firma autógrafos a sus fanáticos en el estadio Nokia, de Los Angeles.
Foto: Archivo / AP

Nueva York — Es el mexicano más duro. Es el mexicano más humilde. Es el campeón de los pesados en las artes marciales mixtas.

Es Caín Velásquez parte de la élite de gladiadores que llevaron a la UFC—organismo que rige la disciplina—a ser la máxima sensación en los deportes de combate y que hizo una escala en la ciudad para promocionar su próximo encuentro.

En el Teatro Beacon la gente rugía su nombre. Querían estrechar su mano. Buscaban su firma. Anhelaban tomarse una foto con él. Aprovechar que estaba aquí junto al resto de peleadores que estelarizan la cartelera UFC 166, que se realizará el 19 de octubre en el Toyota Center de Houston, Texas.

“Me siento orgulloso de que puedo hacer esto y de que a la gente le gusta como peleo”, expresó.

Muchos de sus seguidores latinos ven en Velásquez a uno de los suyos que ha sido capaz de triunfar y se identifican con la historia de este peleador orgulloso de sus raíces inmigrantes.

Su papá, Efraín, cruzó la frontera y dejó México para establecerse en California, donde se dedicó al trabajo agrícola.

“Mi ‘apá’ vino aquí para darle una buena vida a mi familia. Yo heredé su mentalidad trabajadora porque él trabajaba largas horas en el campo”, comentó. “Gracias a eso ahora yo puedo hacer lo que me gusta en la vida. Y entreno muy duro porque me gusta ganar”.

De ahí que Velásquez sienta la pena por la que atraviesa la comunidad inmigrante que necesita una reforma migratoria para legalizar su estatus.

“Es muy duro para toda esa gente estar aquí buscando un sueño por como están las cosas. Pero les digo que tienen que pelear para lograr algo bueno”, dijo el gladiador que siempre resalta su origen mexicano.

En homenaje al sacrificio de su padre y al de muchos otros que como él cruzaron la frontera, Velásquez sube a pelear con la canción “Los mandados” de Vicente Fernández, un clásico de la música ranchera mexicana en la que se cuenta la historia de un perseverante indocumentado que burla a ‘la migra’ muchas veces para llegar a Estados Unidos.

“Pues la canción habla de un tipo que es igual que mi ‘apá’, llegó a Estados Unidos, cruzó la frontera y por eso es una canción para él”, explicó.

Esa melodía sonará en octubre en Houston cuando Caín pelee por tercera ocasión contra Junior ‘Cigano’ dos Santos, a quien le arrebató el título en la función UFC 155, el 29 de diciembre de 2012 en Las Vegas.

“Ahora nos conocemos mejor, sabemos lo que cada uno hace”, dijo. “Esta pelea significa mucho para mí porque Junior es el peleador más duro que hay”.

Hablando de peleadores duros, Velásquez contó que el boxeo influyó fuertemente en su carrera, especialmente Julio César Chávez.

“Cuando estaba chiquito miraba las peleas de Chávez con mi ‘apá’ y mi familia. Estábamos orgullosos de él que era el campeón y que era de México. El fue la inspiración para que yo quisiera hacer un tipo de deporte de combate”, aseveró.

A pesar de que ahora está en otra disciplina, este californiano sigue de cerca el pugilato y no duda cuando se le pregunta quién es su favorito en la próxima pelea entre Floyd Mayweather Jr. y Saúl ‘Canelo’ Alvarez.

“¡Canelo, sin duda! Estoy con él”, declaró. “Yo pienso que va a ganar porque es más joven, tiene más fuerza, el corazón mexicano va adelante y nunca se va a rendir”.

Ese corazón mexicano que con tanto orgullo porta tiene otra pasión además de las peleas.

“Los tacos, los tacos de carne asada con todo”, finalizó.