Elogian el cierre de embajadas

Washington/EFE — Estados Unidos mantuvo cerradas ayer 22 de sus embajadas y consulados en el mundo árabe, la mayoría en Oriente Medio y el Norte de Africa, ante la amenaza de un posible ataque terrorista de Al Qaeda, la “más seria” de los últimos años, según advirtieron varios senadores.

Lo que ha trascendido hasta ahora es que se trata de una amenaza probablemente vinculada a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), con sede en Yemen, y que fue descubierta gracias a la interceptación por parte de la inteligencia estadounidense de comunicaciones electrónicas entre dirigentes de la red terrorista.

“Esta es la amenaza más seria que he visto en los últimos años”, indicó al programa “Meet the Press” de la cadena NBC el senador republicano Saxby Chambliss, miembro del Comité de Inteligencia del Senado.

Las “conversaciones” captadas entre los terroristas “recuerdan mucho a lo que vimos” antes de los atentados del 11 de septiembre de 2001, según detalló Chambliss.

Parte del problema es que se desconoce la ubicación del posible ataque y “si van a ser suicidas con chaleco o están pensando en vehículos cargados con bombas, eso tampoco lo sabemos”, afirmó el senador.

El legislador republicano Mike McCaul, presidente del Comité de Seguridad Nacional de la Cámara baja del Congreso, fue más allá y dijo al programa “Face the Nation” de CBS que se trata de las amenazas “más específicas” desde los atentados del 11 de septiembre del 2001, al mostrarse satisfecho porque el Gobierno las está tomando “muy seriamente”.

McCaul recordó las fugas de presos detectadas durante el último mes en nueve países, entre ellos Irak, Libia y Pakistán, sobre las que también ha alertado la Interpol al vincularlas con Al Qaeda.

El senador republicano Lindsey Graham elogió, por su parte, la decisión de la Casa Blanca de cerrar esas 22 embajadas y consulados en países del mundo musulmán, donde ayer fue día laborable, como medida de precaución.

El Gobierno está haciendo ahora “lo correcto” tras el “completo fracaso de Bengasi”, dijo Graham al programa “State of the Union” de CNN, en referencia al ataque de septiembre pasado contra el consulado de EE.UU. en esa ciudad libia y en el que murieron cuatro personas, entre ellas el embajador Chris Stevens.

Ese cierre de tantas embajadas y consulados a la vez “no tiene precedentes”, afirmó a CNN Christopher Hill, exembajador de EE.UU. en Irak.

Junto a ese cierre, que en algunas embajadas se podría prolongar durante más días, el Departamento de Estado emitió una alerta de viaje a los estadounidenses en la que advierte de posibles ataques terroristas, especialmente en Oriente Medio y el Norte de Africa, y que pueden ocurrir o proceder de la Península Arábiga.

Esa alerta estará vigente hasta finales de agosto.

Antes de viajar el fin de semana a Camp David (Maryland), la residencia presidencial de descanso, para celebrar su cumpleaños en compañía de unos amigos, el presidente Barack Obama recibió las últimas actualizaciones sobre la situación de parte de sus asesoras de seguridad nacional, Susan Rice, y para la lucha antiterrorista, Lisa Monaco.

Esta semana se cumplen 15 años del doble atentado sincronizado con coche bomba contra las embajadas de EE.UU. en Nairobi (Kenia) y Dar es Salam (Tanzania), atribuido a Al Qaeda y que causó 225 muertos y más de 4,000 heridos.