Fiestas patronales se tiñen de sangre

Fiestas patronales se tiñen de sangre
Alumnos de la Academia Nacional de Seguridad Publica participan en el desfile de la policía en el marco de las fiestas en honor del Divino Salvador del Mundo.
Foto: EFE

San Salvador/Notimex — Al menos 37 personas fallecieron de manera violenta y más 70 resultaron heridas durante el asueto por las fiestas patronales de esta capital en honor al Divino Salvador del Mundo, confirmaron ayer las autoridades de El Salvador.

La Policía Nacional Civil (PNC) confirmó ayer que al menos 36 personas fueron asesinadas entre el jueves 1 de agosto y las tarde del sábado.

En el marco del plan de emergencia de Protección Civil, la institución informó de un deceso debido a un accidente de tránsito y 70 lesionados, la mayoría por percances viales en lo que va también del asueto religioso.

Por otro lado, los homicidios se dispararon desde mayo pasado, a pesar de la tregua pactada por las dos principales pandillas del país para bajar los índices de criminalidad.

En año y medio de tregua, las muertes violentas se habían reducido en un 50%, sin embargo los reportes policiales indican el asesinato de 12 diarios en los primeros tres días del feriado.

Miles de personas han salido a las calles a disfrutar de las coloridas actividades recreativas y carnavalescas.

Y como es tradición, se espera que la población acuda con mucho fervor religioso a la procesión de la “la bajada” o transfiguración de la imagen del Divino Salvador del mundo, hoy frente a la Catedral Metropolitana.

Las calles de San Salvador han sido invadidas por miles de capitalinos y de pobladores que se han trasladado desde el interior del país a esta ciudad, para gozar de diferentes actividades.

La capital ha sido invadida por conciertos de músicas, carnavales bailables y muestras gastronómicas, destrezas de artistas de circo y de jaripeo, entre otras actividades deportivas populares en la playa.

Los famosos muñecos chichimecos, las gigantonas, personajes míticos como la siguanaba, el diablo y otros, sorprenden a los vacacionistas durante los recorridos de los coloridos desfiles.

La popular feria de los festejos, que se ubica en el predio conocido como Don Rúa, y la feria Consuma 2014, son visitadas también por multitudes.

También está presente en las ferias el deleite de comida típica como elotes locos, tostadas de yuca o papa, enrollados, yuca frita con salsa de tomate y encurtido, pupusa, dulces de fiestas, helados y otras delicias.

Los vacacionistas también se han desplazado a las playas, donde el sol es intenso a pesar de la estación lluviosa que se vive todavía.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Alas, invitó ayer durante la homilía celebrada en Catedral Metropolitana a participar de la procesión de la transfiguración del Divino Salvador del Mundo, hoy y al siguiente día en la misa de conclusión de las fiestas frente al atrio del máximo templo católico del país.