Republicanos no ceden en inmigración

Washington/Notimex — El presidente del Comité Judicial en la Cámara de Representantes, Bob Goodlatte, reiteró ayer que los republicanos abordarán la reforma migratoria en temas separados y no aseguró que su partido vote un proyecto legislativo este mismo año.

“Definitivamente queremos ir paso a paso, lo que queremos hacer es resolver las tres áreas fundamentales de la reforma migratoria”, señaló Goodlatte en entrevista con la cadena Univisión.

Señalado como el congresista “que podría matar la reforma migratoria”, por el liderazgo de su Comité en el tema migratorio, Goodlatte apuntó que los objetivos de la propuesta republicana son reformar la inmigración legal y la vigilancia.

Y además, encontrar el estatus legal apropiado para quienes no están en el país de manera legal, señaló.

El congresista republicano aseguró desconocer si su Comité podría tener una propuesta para mandarla a voto en el pleno de la Cámara baja antes de que termine el año.

Recordó que en el Senado un grupo bipartidista de ocho senadores presentaron el proyecto legislativo en el Comité Judicial y luego en el pleno, donde fue aprobado.

Pero en la Cámara baja —dijo— el grupo bipartidista de siete miembros “no ha podido producir una legislación”.

Recordó que, hasta el momento, comités en la Cámara baja han aprobado cinco iniciativas de ley, dos de ellas que abordan la reforma a la inmigración legal, dos más relacionados con la aplicación de la ley y otra propuesta para la seguridad de la frontera.

Sin embargo, la vía para alcanzar la ciudadanía sigue siendo un tema de división para los legisladores republicanos, el punto más importante para activistas en favor de la reforma migratoria integral que beneficiaría a unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

La Cámara Baja entró en receso de cinco semanas este viernes sin presentar su propuesta. A su regreso, en septiembre, se tiene la expectativa de que lleguen a un acuerdo.