Alvaros Band, un grupo multifacético en NYC

Los miembros del grupo aseguran poder tocar toda clase de ritmos
Alvaros Band, un grupo multifacético en NYC
La banda se presenta en clubes de Queens y Manhattan.
Foto: Cortesía

Nueva York — Pueden interpretar desde una versión propia de una canción de José José hasta un tema de Pink Floyd. De esa manera define Guery Torres, vocalista y líder del cuarteto Alvaros Band, lo que su banda ofrece al público.

Se formaron en noviembre de 2012 y desde entonces recorren la escena de los clubes de Queens y Manhattan, desplegando sonidos que se adaptan a la clase de ambiente en el que están.

“Si tenemos un público anglosajón pues tocamos más rock, y si es un ambiente latino hacemos lo propio”, dice Torres.

Curiosamente, la historia musical de Torres data del 2008 cuando junto al guitarrista de jazz Cameron Mizell, participaba en una banda de rock llamada “Shot Café”, que interpretaba covers de leyendas como “The Police”.

Sin embargo, para Torres quien es de origen dominicano, llegó el momento de incorporar sus raíces a la música que hace. Por eso decidió iniciar su propio proyecto al que Mizell lo siguió, de allí el surgimiento de Alvaros Band.

Además de tocar en sitios locales como La Marina, Corcho Wine Room y Andrés Carne de Tres, entre otros, ahora planean lanzar un primer EP este otoño.

El quisqueyano está escribiendo los temas del disco que serán totalmente en español. “Son canciones diferentes en estilo con sonido pop/rock, con un poco de vallenato y cosas así. Tengo otras que van a ser bachata estilo moderno, mas similar a Aventura o Prince Royce“, manifiesta.

El cantante asegura que, para sus presentaciones en vivo, el sonido de la banda se puede calificar como una fusión entre rock, jazz, reggae y música latina. Las influencias musicales que cita incluyen a Andrés Cepeda, Alejandro Sanz y Juan Luis Guerra, entre otros.

Aunque Mizell no es de ascendencia latina, y obtuvo una formación musical apartada de los ritmos latinos, reconoce que no le cuesta trabajo interpretar los temas, inclusive si nunca los ha tocado en su vida, lo cual le es posible gracias a la química que tienen como grupo.

“Tocando jazz se toca mucha bossa nova y samba, y esa música prácticamente se funde en otros géneros, así que me siento totalmente cómodo con la música latina”, dice Mizell.

Torres también es fisioterapista, combina su trabajo durante el día en rehabilitación física con los espectáculos que ofrecen por las noches, y admite que empezó con un concepto musical muy diferente, pero su gusto musical ha evolucionado con el paso del tiempo.

“Cuando crecí en los 90 quería ser una estrella de rock, pero cuando maduras empiezas a buscar tus raíces y tus influencias. Ahora sólo quiero ser un buen músico y hacer las cosas bien”, afirma el dominicano.

Lo próximo que la banda hará es un tributo a Andrés Cepeda en septiembre 19 en el club La Gloria de Queens.