Crece fuera de control incendio del condado de Riverside

Afecta unos 10 mil acres, obliga el cierre de la carrereta 243 y forza evacuaciones de varias comunidades
Crece fuera de control incendio del condado de Riverside
Una camioneta es consumida por las llamas en el condado de Riverside.

Riverside.-Mas de mil bomberos luchan contra el avance del incendio Silver que sigue propagándose fuera de control en el condado de Riverside, forzando la evacuación de 1,500 habitantes y el cierre de la autopista 243 a la vez que amenaza a centenares de casas en varias poblaciones.

Desde ayer el siniestro ha quemado o dañado una docena de estructuras y resultado en tres heridos, incluidos dos bomberos y un civil. No se han reportado fatalidades.

El incendio se inició el miércoles a las 2 p.m. cerca de Banning y ha puesto en riesgo comunidades localizadas en las montañas de San Jacinto, algunas a lo largo de la carretera interestatal 10, a unas 80 millas al este de Los Ángeles.

Los bomberos han ordenado la evacuación de cinco poblaciones: Vista Grande, Mt. Edna, Poppet Flats, Twin Pines y Silent Valley.

Además se han instalado centros de evacuación en las escuelas secundarias en Hemet y Banning.

Entre los edificios dañados se encuentra la residencia de Dave Clark en Twin Pines, cuyos padres murieron en un incendio en su casa en Riverside, en abril de 2012, informó Riverside Press-Enterprise. Los fiscales alegaron que Deborah Clark, hermana de Dave, fue quien inició el fuego, y estaba a la espera de una audiencia para ver si era apta para ser juzgada por el asesinato de sus padres, en un caso que ha recibido una amplia cobertura de los medios locales.

Una fotografía tomada por el diario Desert Sun mostró a Clark hablando por su teléfono celular con la casa totalmente envuelta en llamas detrás de él.

“Me dijo que lo perdió todo, no podía hablar,” dijo su hermano Jeff Clark al Press-Enterprise.

El incendio obligó el cierre de la carretera 243 entre Banning y Azalea Trail en Poppet Flats.

Algunos residentes y agentes del sheriff que ayudaban a evacuar quedaron temporalmente sin una vía de escape cuando ambos lados de la Ruta Estatal 243 fueron bloqueadas por el fuego, lo que los obligó a refugiarse en el lugar.

“Había una zona que se quedó atrapada en el medio”, dijo la portavoz de Bomberos del Estado Julie Hutchinson.

Posteriormente ellos pudieron ser evacuados, de acuerdo a la portavoz de los bomberos Jody Hagemann, quien dijo que no tenía más detalles.

Los bomberos, ayudados por 13 helicópteros y seis aviones cisterna, trabajan para proteger las casas y frenar las llamas.

Varias agencias ayudan a los bomberos del condado de Riverside a combatir el creciente incendio, incluidos matafuegos de los condados de Los Ángeles, Orange y Ventura.