Hallan cadáveres donde cayó avioneta

Hallan cadáveres donde cayó avioneta
Funcionarios inspeccionan el vecindario de East Haven, Connecticut, donde una avioneta se precipitó sobre dos viviendas, dejando un saldo de cuatro muertos.
Foto: AP

EAST HAVEN, Connecticut — Un ex ejecutivo de Microsoft y su hijo adolescente fueron identificados entre los cuatro muertos en el lugar donde una avioneta se estrelló en un barrio residencial en Connecticut, dijeron ayer las autoridades y un familiar de la víctima.

Bill Henningsgaard y su hijo Maxwell viajaban a la costa este del país para visitar universidades, y Connecticut era parte del itinerario, indicó el hermano del ex ejecutivo, Blair Henninsgaard.

El subjefe de bomberos de East Haven dijo que durante la noche se extrajeron cuatro cadáveres: Los otros dos pertenecen a dos personas que estaban en una de las dos casas que embistió la avioneta, cerca al aeropuerto Tweed de Nueva Haven donde intentó aterrizar.

Poco antes del mediodía del viernes, la avioneta se estrelló contra las dos casas: El ala izquierda de la aeronave se incrustó en una de las viviendas y el ala derecha en la otra.

Las autoridades habían dicho antes que dos niños de una de las casas estaban desaparecidos, de 13 y un año de edad.

La familia se enteró de que se trataba de la avioneta de Bill Henningsgaard por el número en la cola, dijo el hermano. Bill Henningsgaard era miembro de Social Venture Partners, una fundación basada en Seattle que ayuda a construir comunidades. La organización presentó sus condolencias a su esposa y las dos hijas de la pareja.

El avión de 10 plazas, Turbo Commander 690B de Rockwell International, despegó del Aeropuerto Teterboro en Nueva Jersey y se estrelló a las 11:25 a.m., informó la Administración Federal de Aviación.

La noche del viernes, funcionarios de diversas agencias aún estaban en el lugar del accidente tratando de determinar cuántas personas habían muerto. En algún momento se pensó que las víctimas eran seis.