Real Madrid estrenará el césped del Edward Jones Dome

El cierre de la gira del Real Madrid por Estados Unidos tendrá la novedad de que estrenará césped natural que ha sido puesto en el Edward Jones Dome, de San Luis.
Sigue a El Diario NY en Facebook
Real Madrid estrenará el césped del Edward Jones Dome
El Madrid prepara su despedida de suelo estadounidense.
Foto: EFE

SAN LUIS- El cierre de la gira del Real Madrid por Estados Unidos tendrá la novedad de que estrenará césped natural que ha sido puesto en el Edward Jones Dome, de San Luis, donde mañana, sábado, jugará el partido amistoso contra el Inter de Milán.

Los trabajadores de la empresa encargada de retirar el césped artificial que tiene el estadio en el que juegan los Rams de San Luis, de la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) completaron su labor y el campo ya luce impresionante para el partido amistoso que cierra la gira y la pretemporada del Real Madrid en Estados Unidos.

El coste del cambio de césped supera los $150 mil, pero ya se ha convertido en algo normal que se hace en la mayoría de los estadios cubiertos de la NFL, que tienen el césped artificial, y para poder acoger partidos amistosos o de competiciones oficiales de la FIFA, ponen el reglamentario de hierba natural.

A medida que se está utilizando el sistema de poner césped de hierba natural, los resultados son mucho mejores, dado que ahora los grandes rollos que son cortados en las áreas donde se siembra y crece también llegan con un grosor de tierra mayor, que puede ser superior a los 10 centímetros y eso evita que no tenga tanta dureza para los jugadores.

Anteriormente, la capa de tierra que se le dejaba era más fina, y sin tener nada debajo, el contacto con el suelo de cemento, que es donde está puesto el artificial para el juego del fútbol americano, resultaba muy duro para los futbolistas, que padecían un desgaste muscular mayor y corrían el riesgo de lesiones.

Nada más concluir el partido, los operarios del estadio y la compañía encargada de colocar el césped natural comenzarán a retirarlo en un proceso que durará casi 24 horas para ser colocado en otro lugar ya de forma permanente, sin que se estropee la hierba porque se mantendrá su ciclo de crecimiento al ser transportado en camiones refrigerados y plantados de inmediato.

Mientras, el Real Madrid, que también completó su segunda jornada de entrenamientos en San Luis, tendrá todo listo cuando salte al césped del Edward Jones Dome, donde se espera que en las gradas haya una asistencia superior a los 52.000 espectadores.

La única novedad del último trabajo que realizó el equipo en Estados Unidos fue la del defensa izquierdo brasileño Marcelo, que no participó con el resto de sus compañeros al sufrir una sobrecarga en un gemelo y completó la sesión en el gimnasio junto con el francés Raphaël Varane.

El centrocampista Asier Illarramendi siguió en solitario con su proceso de recuperación de la sobrecarga que sufre en los aductores.

El entrenador italiano Carlo Ancelotti, que formó dos equipos para que disputasen un partido corto, tiene ya decidido que sea Diego López el que ocupe el puesto de portero titular.

Otro jugador que podría tener más minutos de los que dispuso en el partido frente al Chelsea será el argentino Ángel Di María, que a pesar que ha quedado en un segundo plano con la actualidad del posible fichaje del escocés Gareth Bale, su labor en la pretemporada ha sido destacada.

Al margen de lo que pueda suceder con Bale, Di María quiere convencer a Ancelotti de que es un jugador que tiene toda la calidad para seguir dentro del Real Madrid y, además, sus compañeros lo apoyan.

La mejor demostración la dio Marcelo cuando al concluir el partido contra el Chelsea dijo que el gol que marcó, el primero del 3-1 con que ganó el Real Madrid, se lo dedicó a Di María, que saldría para jugar los últimos minutos y volvió a ser el más destacado con dos oportunidades claras de hacer también gol.

Al margen de cual sea la alineación titular que decida Ancelotti para enfrentarse al Inter, la primera visita del equipo español a San Luis a generado una gran expectación y los organizadores confirmaron que las entradas se han vendido “muy bien”.