Peña Nieto presenta reforma energética

Peña Nieto presenta reforma energética
El presidente Enrique Peña Nieto indicó que con la propuesta de reforma energética se confirma la propiedad de la nación sobre los recursos energéticos.
Foto: notimex

México/EFE — El presidente de México Enrique Peña Nieto lanzó ayer una iniciativa para modificar la Constitución con el fin de hacer más atractiva la inversión del sector privado en el sector energético y, en materia petrolera, compartir riesgos en exploración y extracción en yacimientos no convencionales.

“Con la reforma que estamos presentando haremos del sector energético uno de los motores más poderosos de la economía nacional”, dijo el mandatario mexicano en un acto al que faltaron los líderes de los partidos de la oposición.

El conservador Acción Nacional (PAN) no acudió por diferencias con el Gobierno y el izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), porque es contrario a tocar la Constitución.

Rodeado del Gabinete en pleno, así como de destacados representantes empresariales y sociales de México, Peña Nieto presentó una propuesta en la que se garantiza que “el petróleo y los hidrocarburos continuarán como patrimonio exclusivo de la nación”.

“Los mexicanos seguiremos siendo los únicos dueños de la renta petrolera”, enfatizó Peña Nieto, quien insistió en que las dos empresas públicas de crudo y electricidad, Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE), siguen siendo “cien por ciento propiedad de la nación”.

En materia de hidrocarburos la propuesta permite establecer “contratos de utilidad compartida con el sector privado” en exploración y extracción de crudo, no así en producción.

También autoriza a conceder permisos a particulares en refinado, petroquímica, transporte y almacenamiento, modifica el régimen fiscal de Pemex y reestructura las filiales, que pasan de tres a dos: una de Exploración y Producción y otra de Transformación Industrial.

La pretensión es elevar la producción de crudo de los 2,5 millones de barriles diarios a 3 millones en 2018 y 3,5 millones “o más” hacia el año 2025, que sería la cifra histórica de producción que México estaría logrando”.