“Stop & Frisk”, tema controversial para candidatos

Las posturas entre los aspirantes a la alcaldía de Nueva York sobre la práctica diferenció a los políticos
“Stop & Frisk”, tema controversial para candidatos
John Liu fue el único demócrata que pidió que se elimine la táctica policial.
Foto: Archivo

Nueva York — La intervención policial “parar y revisar”, mejor conocida como “Stop & Frisk”, representa el tema más controversial que ha marcado la contienda para la alcaldía de la ciudad.

La práctica ha sido uno de los pocos temas que diferenció las posturas de los aspirantes políticos, especialmente en la contienda demócrata.

John Liu es el único de ese partido que pidió que se elimine la táctica, mientras el resto solicita que se reforme.

Bill Thompson y Christine Quinn fueron criticados por sus opiniones. A pesar de que la presidenta del Concejo Municipal apoya un inspector general para monitorear al NYPD, la candidata votó en contra de la legislación anti perfil racial introducida y aprobada por el organismo para evitar las paradas y revisiones hechas por la Policía.

Por otra parte, Thompson, el único aspirante afroamericano, fue criticado cuando elogió a Ray Kelly como comisionado de la Policía y por mantener una postura conservadora sobre la solución a la práctica que afecta principalmente a hombres de esa raza e hispana. El político no está de acuerdo en que la oficina del inspector general sea un organismo independiente del NYPD. Dijo que no quiere que el nuevo cargo se convierta en una segunda oficina de la mencionada comisión.

“El fallo del tribunal afirma lo que hemos sabido por algún tiempo. Muchos hombres jóvenes son detenidos en las calles de Nueva York de manera inconstitucional y eso debe parar. Bajo este programa, alrededor de 700,000 neoyorquinos han sido parados con un número abrumador que ha resultado en ningún arresto, es por eso que la ciudad necesita —y yo he aprobado— un inspector general para el NYPD”.

“El fallo de hoy por la juez Scheindlin en declarar que la Policía sobrepasó su autoridad destaca las enormes fallas en la táctica de ‘parar y revisar’ de la Policía de Nueva York, que ha servido para socavar la confianza entre las comunidades y la Policía. El llamamiento de la juez para reformas debe ser escuchado y, a largo plazo, la táctica debe ser abolida”.

“Una jueza liberal equivocada está poniendo en peligro la seguridad de todos los neoyorquinos. Apelación, apelación, apelación”.

“No se dejen engañar por mis oponentes. La decisión de hoy no cierra el capítulo de este asunto. A pesar de nombrar un monitor federal, la juez Scheindlin no acogió las propuestas irresponsables de mis contrincantes”.

“Ella no hizo un llamado a abolir ‘Stop & Frisk’ como John Liu ha esperado. Ella no hizo un llamado para que la ciudad malgaste el dinero en un inspector general como Bill de Blasio y Christine Quinn quieren. Ella no comparó a policías con vigilantes justicieros como lo hizo Bill Thompson o con Nazis, como lo hizo Weiner”

“Como ya he dicho, la presente política de ‘Stop & Frisk’ viola los derechos constitucionales de todos los neoyorquinos, especialmente de latinos y afroamericanos inocentes. En vez de tratar a nuestros policías y personas con respeto, el alcalde y el comisionado Kelly han impuesto cuáles son las cuotas de la policía y han tratado a toda las minorías con sospecha”.

“Los tribunales han afirmado hechos que demasiados neoyorquinos saben que es verdad: bajo la administración Bloomberg, con la aprobación de la presidenta del Concejo, Quinn, millones de neoyorquinos inocentes –una abrumadora cantidad de jóvenes afromaericanos– han sido parados ilegalmente”.

“El mal uso del ‘Stop & Frisk’ no ha hecho de Nueva York una ciudad más segura; esto sólo ha servido para impulsar el distanciamiento entre la Policía y la comunidad …debemos anular el veto del alcalde Bloomberg a la legislación que busca prohibir el perfil racial y crear un inspector general independiente para el NYPD”.

“Nuestra Constitución es un documento vivo y no estoy de acuerdo con algunas de las conclusiones de la juez Scheindlin sobre el uso del ‘Stop & Frisk’ y la Cuarta Enmienda. Insto al alcalde a apelar la decisión y retrasar la implementación de un monitor federal”.

“El NYPD es una de las agencias más estrechamente examinadas en el país con la supervisión de los cinco fiscales de distrito de la Ciudad de Nueva York, dos abogados federales, el Fiscal General del estado y el ayuntamiento. Lo último que necesitamos es otra capa de burocracia dictando nuestra política”.

“Estoy decepcionado por la decisión del Tribunal de Distrito de EE.UU. sobre el ‘Stop & Frisk’. ‘Parar y revisar’ es un ejemplo de la labor policial proactiva que detiene el crimen y mantiene las armas fuera de las calles”.