Amapola Dry, más allá del tango desde NYC

El dúo argentino espera llevar este género musical al próximo nivel
Amapola Dry, más allá del tango desde NYC
Sofía Juan y Martin Fuks forman Amapola Dry.
Foto: Cortesía

Nueva York — Lo que Amapola Dry hace no es solo una fusión de tango, música electrónica y pop. Sus “shows” también se caracterizan por los elementos visuales que se despliegan al ritmo de los compases, a los cuales se suma la voz melodiosa y sensual de la vocalista Sofía Juan.

Ese es el concepto de la banda argentina liderada por el músico y productor Martin Fuks, quien tras haber trabajado con algunas bandas del movimiento Latin Mestizo en Barcelona, acumuló vasta experiencia para conquistar la escena musical neoyorquina.

Se formaron en Buenos Aires, en 2009, y han recorrido varias partes del mundo, pero, en 2011, tomaron la decisión de mudarse a Nueva York. Desde entonces, se han presentado en algunos de los sitios más populares de la ciudad con su sonido de tango electro pop.

En julio de 2012, el grupo inició una campaña en la página de internet Kickstarter para recolectar fondos que le permitieran grabar su primer disco. Como resultado, reunieron $5,000, pero de acuerdo con Fuks, producir un disco Extender Play les terminó costando el doble ya que quisieron hacerlo con la mejor calidad.

“Llevo muchos años trabajando en altos niveles de producción, así que en lugar de hacer un disco de 10 temas, hicimos uno de cinco”, dijo el joven. “No los mezclé yo porque necesitaba un poco de perspectiva… además, en NYC se puede contar con profesionales de gran nivel”, añadió.

Su primer disco homónimo que incluye dos videos, fue lanzado el primero de mayo, y la presentación del disco se realizó el pasado julio en Drom. Todos los temas fueron compuestos por Fuks y Juan, quienes también incorporaron algunas letras en inglés.

A pesar de que, en papel, el concepto de la banda suena muy similar a lo que realizan grandes del género como Bajofondo o Gotan Project, Fuks tiene más de una razón por la cual su trabajo se diferencia de los anteriores.

“Entraría dentro de la misma etiqueta, pero la realidad es que es los proyectos conocidos como tango electrónico son de argentinos viviendo en el exterior, salvo Bajofondo“, manifestó el productor.

“Son proyectos instrumentales y no suele haber un cantante, la gran mayoría son pensados desde la electrónica. Tienen estructuras largas y no de canción. Nosotros hacemos pop, estrofas, son netamente canciones”, concluyó.