Músico hispano asesinado en El Bronx por lío de faldas

Oscar Araujo recibió un disparo en la cabeza en medio de un enfrentamiento relacionado con su novia
Músico hispano asesinado en El Bronx por lío de faldas
Amigos y vecinos del asesinado se reunieron ayer en el lugar donde el joven compositor murió.
Foto: EDLP / Humberto Arellano

NUEVA YORK — Un hispano de 20 años fue asesinado de un tiro en la cabeza, luego que protagonizara un enfrentamiento con otros hombres que discutían con su novia, según indicaron familiares del occiso.

Al ritmo de música rap y vocalizando algunas de sus canciones, varios vecinos lloraban ayer la muerte de Oscar Araujo Jr., fallecido en una esquina de El Bronx.

Araujo, de ascendencia dominicana, era cantante y compositor de ese género musical. El joven fue atacado la madrugada del martes cuando se encontraba, entre la calle 172 y la Avenida Commonwealth, de Soundview, a pocos metros de su casa, de acuerdo con el informe policial.

Varias amistades de la víctima improvisaron un altar en el lugar de los hechos, con flores, velones y botellas llenas de cerveza. Visiblemente afectados, sus allegados se lamentaban y se consolaban unos a otros por la pérdida.

En la casa del fallecido, su madre —Yudelka Cruz— también lloraba. La mujer viajó a Nueva York desde la República Dominicana luego que su esposo Oscar Araujo la alertó de la mala noticia.

“No lo creía, todavía no lo puedo creer”, dijo la hispana, quien recuerda la última vez que habló con su hijo por teléfono. “El jueves le dije que me sentía enferma, que pensaba que me iba a morir y él me contestó que me regresara que qué hacía allá sola. Era como si me estuviera diciendo vente que te necesito”.

Antes de morir, el menor de tres hijos, estaba practicando con el vehículo del padre para solicitar la licencia de conducir y se la pasaba escribiendo música, según recordó Cruz.

“Lo que más me duele es que era un niño tranquilo, se la pasaba en la computadora y escribiendo música”, indicó la progenitora.

Los padres coincidieron en que el crimen fue por celos por una novia puertorriqueña que tenía y a la que identificaron como Emely.

“Era un hijo ejemplar, esto fue por celos”, manifestó Oscar, tras identificar a su hijo en la morgue. “Lo más seguro es que pasó por esa mujer, porque no estaba sólo con él, sino que se la pasaba con otros muchachos. Dicen que ella era la que estaba discutiendo con alguien y él se metió. Un hombre que estaba con ellos se fue y dijo que ya regresaba. Cuando volvió, le disparó en la cabeza”, narró.

Los familiares de Araujo pidieron ayer “la pena máxima” para el autor del delito. “Que lo hagan sufrir, no tenían que matarlo así, como un perro en la calle”, reclamó el hombre sin poder contener las lágrimas.

Según la Uniformada, el joven estaba junto a su pareja cuando le dispararon y el pistolero escapó de la escena en un taxi negro.

Los parientes del asesinado revelaron que la Policía estaba interrogando a la muchacha, pero NYPD no confirmó esa versión y se limitaron a decir que continúan investigando el caso.

Los restos de Araujo serán velados este viernes, de 3 a 9 p.m., en la Funeraria Rivera, ubicada en la 1260 de la Avenida San Nicolás. Después serán enterrados en un cementerio de Nueva Jersey.