México debe olvidarse de la presión

México debe olvidarse de la presión
Manuel Negrete, quien vistió la camiseta de El Tri en México 1986 cuando metió uno de los goles más hermosos en copas mundiales.
Foto: ARCHIVO

EAST RUTHERFORD, NUEVA JERSEY — Los años han pasado, su nombre es historia y sus proezas forman parte de los anales de la selección mexicana que hoy en día no pasa por su mejor momento. Por eso, sus palabras deben ser tomadas en cuenta cuando habla de El Tri.

Se trata de Manuel Negrete, quien visitó Nueva York para ser parte de la promoción en torno al partido de anoche en que México ganó 4-1 a Costa de Marfil en el MetLife Stadium.

Pareciera que fue recientemente y no hace 27 años desde que Negrete anotó uno de los goles más hermosos en copas mundiales durante el torneo de México 1986. La gente se arremolina en torno a él para retratarse, para que les firme la camisa, el sombrero, la postal, la bandera.

“Es muy bonito ver a la gente que todavía recuerda. Me llevan a esos días cuando yo era jugador profesional”, comentó. “Es muy bello porque el fútbol te da eso y no se puede mas que estar agradecido”.

Negrete vistió los colores del tricolor en 57 ocasiones entre 1981 y 1990, y fue uno de los primeros mexicanos en jugar en el extranjero con las escuadra Sporting de Lisboa, en Portugal, y Sporting de Gijón en España.

Al ser cuestionado sobre el difícil momento que atraviesa la selección mexicana, Negrete no dudó en reconocer que el equipo dirigido por José Manuel ‘Chepo’ de la Torre atraviesa por un muy mal momento.

“No está pasando por un muy buen momento, pero hay jugadores muy buenos, jóvenes que están en pleno desarrollo”, indicó el exseleccionado nacional mexicano. “Pero claro que sí se va a clasificar. De eso estoy seguro”.

La generación de Negrete estuvo acostumbrada a ver superar facilmente a los equipos de la Concacaf, algo de lo que simplemente queda el recuerdo, en especial si se toman en cuenta los resultados recientes del equipo tricolor que ha perdido dos veces con Panamá y apenas empatado a cero goles con Jamaica.

“Es una realidad que el fútbol de la región ha crecido; son equipos más rápidos aunque aún deben mejorar la técnica”, comentó.

Ante eso, la pregunta es por qué México no puede ser el que solía en aquellos años cuando se le llamaba el ‘Gigante de Concacaf’.

“Hay mucha presión por parte de los medios y la misma gente. Pero ellos son profesionales y por eso juegan a ese nivel. Deben estar acostumbrados a esas presiones y dejarlas de lado para jugar como deben”, finalizó.