Piden multar a Samsung

BRASILIA/AP — La fiscalía acusó a la empresa coreana de bienes electrónicos Samsung de mantener condiciones deplorables de trabajo en su fábrica en Brasil y pidió una indemnización por unos $110 millones, informaron ayer las autoridades.

El Ministerio Público del Trabajo (fiscalía laboral) de Brasil dijo en un comunicado que la acusación se deriva de las condiciones de trabajo en la fábrica de Samsung en el parque industrial de la ciudad de Manaus, capital del estado norteño de Amazonas.

Según el comunicado, a lo largo de 2012 los casos de tendinitis, bursitis, lesiones por esfuerzo repetitivo y problemas de columna causaron 2,018 incapacidades por hasta 15 días en la fábrica.

La acusación fue planteada luego de que la fábrica fue inspeccionada tres veces por el Ministerio de Trabajo en mayo de 2011, cuando se determinaron que los trabajadores llegan a realizar tres veces más movimientos por minuto que el límite considerado seguro por estudios ergonométricos.

También se encontraron numerosos empleados que trabajaban hasta 10 horas seguidas de pie, otro trabajador que llegó a superar las 15 horas de trabajo en un día y otro que estuvo 27 días seguidos de servicio sin un día de descanso.

Samsung, el mayor productor mundial de teléfonos inteligentes, chips de memoria y pantallas LCD, ya había enfrentado acusaciones en Brasil en 2011 por malas condiciones de trabajo, y debió pagar una fuerte indemnización.

Alrededor de la web